Beneficios de dar un buen paseo después del almuerzo

Dar un paseo después de comer puede ser bueno para nuestra salud: aquí están los estudios que demuestran esto.

Una caminata después del almuerzo puede ayudar a los diabéticos y a los obesos: aquí están los resultados de algunos estudios científicos

Los efectos positivos de la actividad física en la salud han sido demostrados ahora abundantemente por la ciencia. En los últimos años, los nutricionistas y dietistas han aconsejado a sus pacientes que den una pequeña caminata después de cada comida. En este artículo examinaremos los efectos específicos sobre la salud de caminar después de comer, incluyendo sugerencias sobre el tiempo y la duración. El ejercicio se asocia con muchos beneficios para la salud. Un importante beneficio potencial está asociado con el hecho de caminar después de comer para mejorar la digestión. Los movimientos corporales pueden ayudar a la digestión estimulando tanto el estómago como los intestinos, haciendo que la comida se mueva más rápido.

Los beneficios de la actividad física después de una comida

La actividad física (baja a moderada) después de comer puede tener un efecto protector en el tracto gastrointestinal. Los estudios han demostrado que la actividad física moderada después de comer previene enfermedades como las úlceras pépticas, la acidez estomacal, el síndrome del intestino irritable, la diverticulitis, el estreñimiento y el cáncer colorrectal. También puede ayudar a controlar los niveles de azúcar en la sangre. Otro beneficio importante de caminar después de comer es el mejor manejo del azúcar en la sangre. Esto es especialmente importante para las personas con diabetes de tipo 1 y 2 -condiciones que comprometen el tratamiento del azúcar en sangre- porque el ejercicio después de comer puede prevenir los picos excesivos de azúcar en sangre, reduciendo así la cantidad de insulina o de medicación oral necesaria para el tratamiento.

Los resultados de algunos estudios científicos

Un estudio realizado en 2016 con personas con diabetes de tipo 2 demostró que el simple hecho de caminar incluso durante 10 minutos después de cada comida es más eficaz que caminar durante 30 minutos a cualquier otra hora del día. El ejercicio después de las comidas no sólo es eficaz para la salud de los diabéticos, sino también para todas las demás personas debido a sus efectos hipoglucémicos. También puede ayudar a reducir el riesgo de enfermedades cardíacas. Durante décadas, la actividad física ha estado vinculada a la salud del corazón. Hoy sabemos, gracias a investigaciones recientes, que el ejercicio regular puede reducir la presión sanguínea y el colesterol LDL (malo) y también reducir el riesgo de sufrir un derrame cerebral o un ataque al corazón.

Caminar también puede ayudarnos a perder peso

Un estudio ha demostrado que realizar pequeños ejercicios durante el día puede ser más eficaz que el ejercicio continuo para reducir los triglicéridos en la sangre, un factor de riesgo de las enfermedades cardíacas. Por ejemplo, dar paseos de 5 a 10 minutos después de las comidas principales durante el día puede ser muy bueno para nuestra salud. El Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos (DHHS) recomienda 30 minutos de ejercicio de intensidad moderada por lo menos 5 días a la semana, incluso con tres simples caminatas de 10 minutos al día después de las comidas.

Caminar después de las comidas también puede ayudarnos a lograr ese déficit calórico que es esencial para perder peso. El simple hecho de caminar después de comer tiene muy pocos efectos secundarios asociados. Algunas personas pueden experimentar dolor de estómago cuando caminan después de comer, con síntomas como indigestión, diarrea, náuseas, gases e hinchazón. Esto puede suceder cuando la comida que se ha comido recientemente se mueve en el estómago, creando un ambiente que está lejos de ser ideal para la digestión. Si se produce alguno de estos síntomas, intente esperar de 10 a 15 minutos después de las comidas antes de caminar y mantenga baja la intensidad de la caminata.

También puedes leer: Este alimento te ayuda a mejorar tu salud cardiovascular, reducir la presión arterial y prevenir la anemia