NUECES: LOS INCREÍBLES BENEFICIOS PARA LA SALUD DE ESTOS PEQUEÑOS FRUTOS SECOS

Los frutos secos tienen beneficios extraordinarios para la salud, estos alimentos tienen efectos extremadamente positivos en la prevención de enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo II o el desarrollo de cálculos biliares. Con 30 G de nueces al día, en el recreo o en la hora de la comida, uno puede hacer maravillas por la salud.

Los frutos secos, incluidas las nueces, se dice que son oleaginosas, es decir que contienen una alta proporción de grasa en forma de aceite. La grasa contenida en estas frutas (mono y poliinsaturadas) es beneficiosa para la prevención de enfermedades cardiovasculares. Estos efectos positivos son muy importantes, ya que las nueces también son una muy buena fuente de varias vitaminas y minerales esenciales (vitamina E, manganeso), fibra y compuestos antioxidantes.

Los efectos beneficiosos de los frutos secos sobre la salud.

Lejos de ser alimentos peligrosos para consumir con extrema moderación, las nueces pueden ser, por el contrario, alimentos de gran importancia para la prevención de enfermedades crónicas. La lista de efectos positivos asociados con el consumo regular de nueces (30 g por porción) habla por sí misma:

– Una reducción significativa en el riesgo de enfermedad cardiovascular: los estudios muestran una reducción promedio de casi el 40% en el riesgo de enfermedad cardíaca (5 porciones por semana). Este efecto es lineal, es decir, que cada porción semanal de nueces corresponde a una disminución del 8% en la mortalidad relacionada con estas enfermedades;

– disminución significativa (25%) en el riesgo de diabetes tipo 2;

– disminución significativa (30%) en el riesgo de desarrollar cálculos biliares;

– Reducción significativa (35%) en el riesgo de cáncer de endometrio (revestimiento uterino) y un posible efecto preventivo sobre el colon.

A pesar del enorme potencial preventivo de las nueces, muchas personas son reacias a comerlas regularmente porque estos alimentos son muy calóricos y podrían promover el exceso de peso.

No hay riesgo de aumento de peso, al contrario.

Aunque a primera vista esta preocupación es comprensible, varios estudios indican que carece de fundamento: el consumo de dos o más porciones de nueces por semana durante un período de dos años no conduce a un aumento de peso. De hecho, a pesar de su alto contenido calórico, los frutos secos dan una sensación de plenitud que ayuda a controlar mejor el apetito y, por lo tanto, a evitar un consumo innecesario de calorías. Una excelente alternativa a los snacks industriales con alto contenido de azúcar y sal.

Sin embargo, como medida de precaución, las nueces tienen un potencial alergénico común: una persona alérgica a cualquiera de estos alimentos generalmente es probable que sea alérgica a otros miembros de esa familia.