Bill Gates: «La vacuna llega en enero. Pero no dársela a los países pobres será un desastre»

Las palabras de Bill Gates: «No dar la vacuna a los países más pobres es una catástrofe moral».

Tiene razón de ser. El virus debe dejar de circular en el planeta o nunca se irá.

«Con toda probabilidad, una vacuna segura y eficaz contra el Covid-19 estará disponible a principios del próximo año. De hecho, puede haber más de una».

Las palabras de Bill Gates no sólo son una esperanza sino también una advertencia: «Tenemos que asegurarnos de que existe la capacidad efectiva para producir miles de millones de dosis de vacunas, encontrar la financiación para conseguirlas e identificar las estrategias más adecuadas para su distribución».

Los nuevos modelos de previsión desarrollados por la Universidad de Northeastern nos ayudan a entender lo que sucede si la distribución de la vacuna es tan desigual. Los investigadores han analizado dos posibles escenarios. En el primero, las vacunas se distribuyen a todos los países según el número de habitantes.

En el segundo, encontramos una situación que se acerca mucho a lo que está sucediendo en estos días, que es que los cincuenta países más ricos del planeta tendrán las primeras dos mil millones de dosis de vacunas. En este escenario, el virus continuará propagándose incontroladamente durante cuatro meses en tres cuartas partes del planeta. Y veremos que el número de víctimas se duplica.

Sería una catástrofe moral

La vacuna convierte al Covid-19 en una enfermedad prevenible y no todo el mundo puede vacunarse. Pero ese no es el único problema.

NO TE LO PIERDAS!
Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias AURANA

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Aurana

Invalid email address
Puede darse de baja en cualquier momento.

En este escenario, todos nos convertiríamos como Australia y Nueva Zelanda: dos países que han disfrutado de largos períodos de tiempo con muy pocos casos de contagio dentro de sus fronteras, pero que ven sus economías todavía penalizadas porque sus socios comerciales están en aislamiento. Y de vez en cuando, un nuevo portador del virus cruzará el Pacífico Sur para crear nuevos brotes. Estos brotes tienden a aumentar y expandirse, de ahí la necesidad de nuevos cierres de escuelas y oficinas.

Y a pesar de contar con un excedente de vacunas, incluso las naciones ricas corren el riesgo de volver a infectarse, porque no todo el mundo estará dispuesto a vacunarse. La única manera de eliminar la amenaza de esta enfermedad en algún lugar es eliminarla en todos los lugares.

Una vez asegurada la capacidad de producción y encontrada la financiación, es necesario fortalecer los servicios de salud para garantizar el personal y la infraestructura capaces de distribuir vacunas a la población mundial. Tenemos mucho que aprender de los esfuerzos en curso para erradicar la poliomielitis.

En otras palabras, la batalla para derrotar al Covid-19 nos permitirá poner en marcha un sistema que podría reducir el riesgo de nuevas pandemias en los próximos años.C

También puedes leer: ¿Vitamina D contra el coronavirus? ¿Cuáles son los beneficios? Lo que dicen los expertos