Belleza

Botox casero: fórmula mágica para el pelo seco, dañado o con decoloración

Para evitar que el pelo luzca maltratado y descuidado, es bueno realizarse ocasionalmente un tratamiento de Botox capilar, el cual no tiene nada que ver con las sustancias que componen el Botox facial tradicional y que además se puede preparar desde casa.

El Bótox capilar es una fórmula compuesta por una serie de sustancias que aportan varios beneficios al cabello, entre ellos nutrición e hidratación. Se trata de un tratamiento parecido a la queratina, el cual aumenta la resistencia, flexibilidad y brillo capilar mientras contribuye y favorece con el crecimiento diario. Además, es un tratamiento adecuado para todo tipo de cabello, incluidos los secos, quebradizos o rizados.

¿Cuáles son los factores que deterioran la salud de nuestro cabello?

Existen muchos factores que pueden generar daño en nuestra salud capilar. Algunos de los más frecuentes son los siguientes:

  • El champú.
  • La silicona.
  • Los cepillados frecuentes.
  • La sobre exposición al sol.
  • El uso de la plancha en el cabello.
  • La aplicación frecuente de queratina.
  • Los constantes cambios de color del cabello.
  • Productos químicos agresivos con el cuero cabelludo.

Todos estos aspectos influyen en el deterioro de la fibra capilar, provocando la caída del cabello, la aparición de las puntas abiertas, la decoloración capilar y la quemadura del cabello. A pesar de esto, no es necesario recurrir a productos de peinado de larga duración como el alisado brasileño para reparar el cabello, ya que puedes preparar una mascarilla casera que tendrá un efecto Bótox si la usas con regularidad. De hecho, ayudará a reparar la fibra capilar al punto de permitirte mantener un cabello flexible y brillante.

¿Qué es realmente el Bótox capilar?

Por lo general, cuando nos hablan de Bótox, inmediatamente pensamos en las inyecciones para eliminar las arrugas. Sin embargo, este producto para el cuidado del cabello no contiene ningún tipo de químico tóxico, como la toxina botulínica que se emplea para rellenar las arrugas. En realidad, este tratamiento contiene queratina y ácido hialurónico, similar al alisado brasileño.

El objetivo es alisar la fibra capilar y deshacerse del encrespamiento, aunque eso no es todo, ya que este tratamiento tiene un efecto nutritivo, que es perfecto para aquellos que tengan el cabello débil y apagado. Usualmente, se recomienda el uso de este tratamiento a aquellos que utilizan con regularidad el alisado o la decoloración, procesos químicos que son enemigos de un cabello saludable.

¿Cómo se prepara el Bótox capilar casero?

Si quieres obtener buenos resultados, se aconseja llevar a cabo este procedimiento una vez a la semana. Ten en cuenta que este tratamiento contiene muchos agentes hidratantes que nutren la fibra y reparan todo el cabello. Te recomendamos utilizar ingredientes orgánicos para que el Bótox quede perfecto y se puedan aprovechar todos los nutrientes de los ingredientes utilizados.

Ingredientes.

  • Una cucharada de glicerina.
  • Una cucharada de mayonesa.
  • 1 cucharada de aceite de argán.
  • Una cucharada de aceite de coco.
  • Seis gotas de aceite de vitamina E.
  • Una cucharada de bicarbonato de sodio.
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra.
  • Una cucharada de colágeno en polvo o gelatina sin sabor.

Preparación:

Antes de comenzar con el tratamiento, deberás desenredar el cabello en seco. De esta forma, el producto podrá actuar mejor, especialmente antes de cubrirlo con cualquier tratamiento, desde la mitad hasta las puntas.

A continuación, agrega todos los ingredientes en un recipiente: la mayonesa, la vitamina E, el bicarbonato de sodio, el colágeno (o la gelatina) y los aceites, luego mezcla todo muy bien hasta obtener una pasta homogénea de notable acción. Ahora, pon una toalla sobre tus hombros, divide el cabello en tres secciones y aplica el tratamiento con un cepillo o con los dedos. Peina bien para distribuir la mezcla uniformemente.

Por último, cubre el cabello con un envoltorio de plástico y déjalo actuar durante una o dos horas. Para dar un toque de brillo y luminosidad, aclara tu cabello con agua fría y agrega una cucharadita de vinagre de sidra de manzana. El resultado será visible después del primer secado.