Brócoli: trucos para deshacerse por completo de los gusanos y bacterias

Gracias a sus cualidades gastronómicas y a sus múltiples beneficios para la salud, el brócoli se ha convertido en uno de los grandes distintivos de la alimentación sana.

Además de ser alimentos saludables, el brócoli y el repollo son productos de temporada. Pero en este caso no hablaremos de sus propiedades, sino de la manera adecuada de lavarlos con el fin de eliminar cualquier tipo de gusano y bacteria que se encuentre en las verduras.

Debido a que la consistencia de estos alimentos es particularmente densa, sobre todo si son orgánicos y no se han tratado, en su interior pueden esconderse orugas, gusanos y parásitos que se encontraban en la planta cuando se cosechaba. La polilla crucífera (Plutella xylostella) es una de las más frecuentes que podemos encontrar en estos alimentos.

Hay que aclarar que esto no es algo peligroso para la salud, pero desde luego no es agradable para nuestro gusto. Por consiguiente, lo mejor es lavar el brócoli con los respectivos cuidados para poder eliminar la probable presencia de estos bichos, algunos de los cuales incluso no se puedan ver.

De modo que no es suficiente con enjuagar el brócoli con agua corriente, así que debes seguir algunos pasos más para eliminar todo rastro de estos animales.

¿Cuál es la manera correcta de lavar el brócoli?

NO TE LO PIERDAS!
Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias AURANA

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Aurana

Invalid email address
Puede darse de baja en cualquier momento.

Lo ideal es comprar brócoli orgánico y escogerlo fresco. Pero ¿Cómo podemos hacer esto? Solo debemos mirar el color, el cual debe ser verde oscuro. Pero si empieza a colocarse amarillo, quiere decir que el brócoli se está empezando a dañar.

Antes de iniciar el lavado, se debe eliminar la parte más dura del tallo, luego procedemos a dividir todo el resto del brócoli. Cortamos el tallo a lo largo y en la mitad en pequeños trozos para armar muchos “árboles” diminutos, teniendo especial cuidado de eliminar cualquier parte dañada o descolorida.

Después, debes colocar todo en un recipiente que contenga 3 tazas de agua y 1 taza de vinagre. También puedes usar 1 cucharadita de sal por cada dos litros de agua.

Deje el brócoli introducido en esta mezcla por al menos 10 minutos, aunque lo mejor es que sea un tiempo de 20 minutos, luego enjuague con agua fría. Además, puede utilizar un cepillo de cerdas suaves para limpiar el brócoli debajo del agua.

Para conservar todas sus propiedades y beneficios lo mejor es cocinarlos al vapor.