¿Cabello seco?: usa una de estas mascarillas y recuperarás el brillo y la hidratación en tu pelo

En este artículo conocerás los mejores ingredientes naturales para hacer una mascarilla casera que te ayudará a eliminar la sequedad de tu cabello.

El cabello seco es un problema para muchas personas porque estéticamente se ve quebradizo, seco y hasta encrespado. La causa de la sequedad del cabello puede deberse al uso de productos químicos demasiado agresivos, o al uso de tratamientos de decoloración, tintes o contrastes que debilitan el cabello.

Cómo se puede tratar el cabello seco.

Para evitar o tratar el cabello seco es imprescindible usar productos que le ofrezcan un nivel adecuado de hidratación y nutrición. Además, es fundamental evitar el uso de secadores y planchas de cabello con temperaturas demasiado altas.

Asimismo, es de gran ayuda tratar este tipo de cabello con mascarillas hechas con productos naturales que se deben realizar al menos 2 o 3 veces por semana.

7 mascarillas naturales para cabello seco.

Aceite de oliva y romero: debes mezclar 20 ml de aceite de oliva virgen extra y agregarle 7 gotas de esencia de romero. Espere 1 hora y después aplícala sobre todo el cabello. Deja actuar la mascarilla durante un par de horas y realice un lavado normal. Debes hacerlo una vez a la semana.

Aceite de coco y jojoba: mezcla 2 cucharadas de aceite de coco con 4 gotas de aceite de jojoba y procede a aplicar la mezcla en todo el cabello sobre todo en las puntas, deja actuar durante 10 minutos y luego enjuaga.

NO TE LO PIERDAS!
Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias AURANA

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Aurana

Invalid email address
Puede darse de baja en cualquier momento.

Miel y plátano: tritura la pulpa de un plátano, agrega 3 cucharadas de miel y 2 o 3 gotas de aceite de almendras para obtener una mayor hidratación. Aplícala durante 30 minutos, enjuágala y lava con tu champú habitual. Repite esta mascarilla 1 vez a la semana.

Yogur y semillas de chía: coloca a hervir las semillas de chía con agua y deja enfriar. Después agregas el yogur acompañado de 1 cucharada de aceite de sésamo y 10 gotas de esencia de lavanda. Aplica toda esta mezcla en el cabello y deja actuar durante 40 minutos. Luego lávalo con un champú neutro. Puedes usar esta mascarilla dos veces al mes.

Aguacate y plátano: toma la pulpa de medio aguacate y agrega la pulpa de medio plátano, licúa todo y agregas 2 cucharadas de aceite de almendras dulces. Aplica esta mezcla en todo el cabello, deja actuar durante 30 minutos y procede al lavado. Repite el proceso 3 veces al mes.

Miel y limón: coloca algunas gotas de limón en un bol con miel líquida y aplícalo sobre el cabello húmedo. Deja actuar durante media hora y luego lava el cabello con tu champú de siempre. Repite una vez a la semana.

Mezcla con huevo: agrega en la licuadora un huevo entero, 2 cucharadas de vinagre de manzana, 2 cucharadas de aceite de oliva y 3 gotas de aceite esencial de lavanda. Licúa todo y cuando esté lista la mezcla, aplícala en todo el cabello húmedo. Deja actuar durante 25 minutos y procede a enjuagar y lavar tu cabello con un champú suave. Realiza este procedimiento dos veces al mes.

Manteca de coco y aceite de almendras: mezcla 15 g de mantequilla de coco y 10 ml de aceite de almendras dulces hasta obtener una emulsión suave. Luego agregas 10 gotas de aceite de naranja, aplica todo esto en tu cabello seco y deja actuar durante 1 hora. Después procede a lavar el cabello como de costumbre. Repite el proceso una vez a la semana.