LifeStyleSalud

¿El café afecta el funcionamiento del hígado? Esto dicen los expertos

El consumo de café ha sido asociado frecuentemente a un menor riesgo de padecer enfermedad hepática, y lo mejor es que esto se aplica a todas las mezclas y preparaciones que involucren al café, incluidas las descafeinadas.

Un gesto que forma parte de la rutina de muchos de nosotros podría tener un efecto beneficioso sobre la salud del hígado. Si, el consumo de café se ha relacionado con un menor riesgo de desarrollar enfermedades hepáticas crónicas (como la hepatitis) e hígado graso y la prevención de la acumulación excesiva de grasa en las células del hígado. Además, no es necesario ser un purista del café expreso, ya que el efecto preventivo se observa con todos los tipos de café, incluidos los instantáneos y los descafeinados.

Un seguimiento que se ha prolongado a lo largo del tiempo.

Científicos de la Universidad de Southampton en Reino Unido analizaron los datos de 494.585 participantes en el Biobanco del Reino Unido, una base de datos utilizada para estudiar los factores genéticos o ambientales relacionados con determinadas condiciones de salud. Entre ellos había 384.818 consumidores de café y 109.767 personas que no lo consumían en ninguna de sus presentaciones. Todos los participantes tenían entre 40 y 69 años. Los investigadores se encargaron de llevar a cabo el seguimiento durante un periodo de once años durante el cual controlaron su salud hepática. Durante todo ese tiempo, se produjeron alrededor de 3.600 casos de enfermedad hepática crónica con 301 muertes, y 1.839 casos de hígado graso, una patología que se caracteriza por provocar una inflamación excesiva del órgano e incluso complicaciones graves que requieren atención medica severa.

¿Efecto protector?

Después de analizar y tener en cuenta otros factores que pueden influir en la salud del hígado, como los hábitos de tabaquismo o de consumo de alcohol y el índice de masa corporal de los voluntarios, se descubrió que las personas que consumían café de forma regular en cualquier cantidad y en cualquier presentación, tenían un 20% menos de riesgo de desarrollar una enfermedad hepática crónica o hígado graso en comparación a las personas que no lo hacían. Además, los bebedores de café también tenían un 49% menos de riesgo de muerte por las mismas causas y el efecto protector aumenta con la cantidad de café que se consume al día, pero no se recomienda exceder las 3 o 4 tazas, ya que si se pasa este límite no se puede decir que los beneficios aumenten.

Algunos datos y sugerencias que se deben seguir estudiando.

El estudio publicado en la revista científica BMC Public Health comprueba una simple asociación y no una relación causa-efecto, actualmente no es posible afirmar que el café en dosis moderadas proteja al hígado como lo haría un medicamento, aunque en varios estudios ya se esté hablando de los beneficios sobre la salud del hígado, los riñones y contra algunos tipos de cáncer. Se está a la espera de ver si esta asociación positiva pueda aprovecharse y cuidar al hígado de nuevas formas, pero sin descuidar las recomendaciones tradicionales, evitando el consumo excesivo de alcohol, haciendo ejercicio, comiendo bien y manteniendo un peso corporal saludable.