Calambres nocturnos, cómo prevenirlos y curarlos

Desafortunadamente, los calambres en las piernas son un síntoma nocturno común que puede ser difícil de manejar debido a las dudas sobre su etiología, evaluación diagnóstica adecuada y tratamiento óptimo.

Para prevenirlos, recomendamos practicar una actividad física leve, muy útil para aquellos que tienen una vida sedentaria. Una caminata de media hora, un poco de bicicleta o un ligero estiramiento muscular es todo lo que necesitará. No subestime la hidratación, los zapatos que usa y la posición de cuando duerme, sería bueno dormir de lado con una almohada entre las piernas. Para curarlos, basta con masajear suavemente la parte donde le duele para estirar el musculo y liberar la tensión.

Veamos las cusas de los calambres nocturnos. 

1)Vida sedentaria: Sentarse con las piernas cruzadas manteniendo los dedos de los pies tensos, puede reducir el flujo sanguíneo, acortar los músculos y hacerlos más vulnerables.

2) Enfermedades neurodegenerativas y cambios corporales: el envejecimiento, problemas en la región lumbar, la médula espinal o las piernas pueden causar calambres. Las mujeres embarazadas son las que más sufren.

3) Pies planos: Los arcos plantares más pequeños de lo normal pueden causar estiramiento excesivo de los músculos de las piernas y como consecuencia dolor.

4)Algunos medicamentos pueden causar calambres: para la presión arterial, dietas para adelgazar y anticonceptivos.

5)Diabetes, insuficiencia renal: tiroides, enfermedades renales, cardiovasculares, diabetes y hepáticas, todas ellas pueden producir calambres.

6) Esfuerzos excesivos: atención, esto puede provocar calambres, los atletas lo saben bien.