Cálculos renales: 6 remedios naturales para tratarlos

La naturaleza te ofrece opciones para ayudar al cuerpo a eliminar los cálculos renales así como para prevenir su formación si tienes tendencia a sufrirlos. Hoy veremos cómo reducir las molestias causadas por los cálculos renales sin tener que usar medicamentos.

Caldo de frijoles rojos.

En la India, comer caldo de frijoles rojos para combatir los síntomas causados por los cálculos renales es un remedio muy común. Solo tienes que cocinar los frijoles normalmente y disfrutarlos en sopas u otros platos. Debes comer el caldo durante el día al menos 2 veces. Su efecto será principalmente diurético, pero ayudará a limpiar el tracto urinario evitando la formación de cálculos.

Albahaca.

La albahaca contiene compuestos conocidos por su habilidad para estabilizar los niveles de ácido úrico, lo que dificulta que se creen cálculos renales. Además, contiene ácido acético, conocido por ayudar a disolver los cálculos. Una cucharada de extracto de albahaca al día puede ayudar a prevenir y tratar los cálculos renales.

Jugo de limón.

Los limones contienen citrato, un compuesto útil para descomponer los depósitos de calcio y retardar su crecimiento. Basta con beber dos vasos de 5 onzas, el primero debe ser en ayunas en la mañana y otro unas pocas horas antes de cenar. Hacer esto puede ayudar a deshacer los cálculos más pequeños. Te recomendamos exprimir limones frescos en lugar de comprar jugos, ya que será mucho más beneficioso y podrás obtener mejores resultados.

Caldo de habichuelas.

NO TE LO PIERDAS!
Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias AURANA

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Aurana

Invalid email address
Puede darse de baja en cualquier momento.

Las habichuelas contienen mucho magnesio, este es muy conocido por ayudar a eliminar los cálculos renales y sus síntomas. Una forma de obtener todos los beneficios de las habichuelas es hervirlas lentamente durante 5 o 6 horas. El líquido resultante tiene la capacidad de filtrar y prevenir la formación de cálculos. Además, se puede tomar caliente o frio dos o más veces al día.

Vinagre de sidra de manzana.

El vinagre de sidra de manzana contiene ácido cítrico el cual ayuda a disolver depósitos de calcio. Dos cucharadas de vinagre de manzana mezclado con 8 onzas de agua ayudan a reducir los síntomas de los cálculos y previenen su desarrollo. Esta mezcla se puede beber varias veces al día y es más efectiva si se toma antes de las comidas principales.

Perder peso.

Un peso saludable acompañado de una dieta rica en alimentos nutritivos y fibra, se considera esencial para prevenir la aparición de cálculos renales y ayudar a su tratamiento.

Además, debes tener en cuenta que consumir bebidas gaseosas, bebidas con cafeína y bebidas alcohólicas pueden aumentar el riesgo de que una persona desarrolle cálculos renales. Por último, se ha demostrado que los alimentos que tienen un alto índice de sal, azúcar o grasa también pueden aumentan el riesgo de aparición de cálculos e intensifican los síntomas.