Salud

Cáncer de boca: cuidado con el enjuague bucal que estás utilizando y sus índices de alcohol

Además de las bebidas alcohólicas y el tabaco, algunas observaciones recientes señalan que el alcohol contenido en ciertos enjuagues bucales también podría aumentar el riesgo de contraer cáncer bucal.

Para los que no lo saben, el alcohol es una sustancia muy tóxica que debe ser rápidamente metabolizada por el organismo para poder minimizar sus efectos negativos sobre la salud. Después de ser absorbido por el estómago y el intestino delgado, el alcohol se oxida a acetaldehído por la acción del alcohol deshidrogenasa (ADN), el cual luego se convierte en acetato.

El metabolismo permite transformar sustancias muy tóxicas como el alcohol en un producto inofensivo como el acetato, pero esta desintoxicación no puede eliminar por completo los efectos nocivos del alcohol, el acetaldehído que se forma durante este proceso es una molécula muy sensible que puede causar serios efectos negativos en el material genético y potenciar el desarrollo del cáncer.

El alcohol aumenta hasta 40 veces el riesgo de contraer cáncer en la boca.

El sistema digestivo superior es sensible a los efectos del acetaldehído, de hecho, la saliva de las personas que consumen grandes cantidades de alcohol contiene de 10 a 20 veces más acetaldehído que en la sangre, esto justamente como una consecuencia de la transformación del alcohol en acetaldehído causada por las bacterias de la boca. La cantidad de acetaldehído tóxico puede aumentar en un 700% para las personas que fuman y beben.

Aun así, expertos señalan que las personas que prefieren el vino tinto parecen correr menos riesgo, mientras que el consumo de bebidas distintas del vino aumenta el riesgo de cáncer en un 38%, este aumento del riesgo es solo del 7% entre los que consumen vino tinto.

Lavar bien la boca contrarresta los efectos del alcohol y el riesgo de contraer cáncer.

Cuando se cepillan bien los dientes y se utiliza el hilo dental, ¿Se debilita el esmalte de los dientes para formar depósitos calcificados y caries? Estos ataques bacterianos pueden ser perjudiciales para nuestra salud, ya que pueden ocasionar hinchazón en los tejidos bucales y crear condiciones para el desarrollo del cáncer. La evidencia disponible actualmente indica que una mala salud bucal promueve el desarrollo de cáncer, especialmente para los consumidores frecuentes de alcohol, tabaco o ambas.

Por ejemplo, un análisis reciente mostró que las personas con mala salud bucal o que no van con un dentista tienen el doble de probabilidades de desarrollar cáncer gastrointestinal superior (boca, garganta, orofaringe, hipofaringe y esófago).

El enjuague bucal incrementa el riesgo de contraer cáncer.

Todo parece indicar que las personas que utilizan con frecuencia enjuagues bucales con alcohol tienen un mayor riesgo de enfermar, debido a que esto puede estar relacionado con el estrecho contacto entre las lesiones bucales y el acetaldehído que se forma cuando el alcohol de estos enjuagues bucales es transformado por la flora bacteriana en la boca. Por lo tanto, las personas que usan estos productos con frecuencia deben procurar la selección de enjuagues sin alcohol.

El cáncer del tracto gastrointestinal superior puede ser el mejor ejemplo de una enfermedad cuyo desarrollo es consecuencia directa del estilo de vida y los malo hábitos. Dejar de fumar es el requisito básico para prevenir el desarrollo de más de un tipo de cáncer, pero, también es importante disminuir el consumo de licores y tomar medidas básicas de higiene bucal, siendo este el primer órgano digestivo que entra en contacto con el mundo exterior, y su salud y cuidado un reflejo directo de nuestros hábitos de vida.