Salud

Cáncer de mama: prevención y factores de riesgo para el diagnóstico precoz

Cáncer de mama: la prevención es esencial. Si se descubre en fase cero, la tasa de supervivencia a 5 años de los pacientes es del 98%.

El cáncer de mama es el neoplasma más frecuente entre las mujeres, por lo que se enferma cada año en España, 1 de cada 91 mujeres. El cáncer de mama también tiene el triste historial de ser la primera causa de muerte por cáncer entre las mujeres, si el diagnóstico es demasiado tardío. Por lo tanto, la prevención es de vital importancia.

La causa de la formación de cáncer de mama es una producción fuera de control de ciertas células de las glándulas mamarias. El exceso de células producidas se vuelve maligno y puede propagarse al migrar y arraigarse en los tejidos circundantes. El cáncer de mama se clasifica en:

  • invasivo, si las células tumorales se diseminan generando metástasis en otros órganos y tejidos;
  • No invasivo, si las células cancerosas no se diseminan, sino que permanecen en los conductos y lóbulos de la mama.

El tipo más común de cáncer de mama es el que se desarrolla en células ligadas a las glándulas mamarias (células lobulares) o de los conductos galactofóricos (tipo que afecta al 70% de los casos de cáncer2).

Algunos factores de riesgo están asociados con el aumento en los casos de esta forma específica de cáncer:

  • Las anormalidades genéticas, tener una mutación en el gen BRCA aumenta las posibilidades de desarrollar varios tipos de cáncer de mama y de ovario;
  • Sin embargo, se ha estimado que casi el 60% de las mujeres con cáncer de mama tienen menos de 55 años de edad;
  • En las mujeres que tienen o han tenido casos similares entre sus familiares, la incidencia de cáncer de mama (u ovario) es mayor en las mujeres de la familia.

Para poder intervenir a tiempo, hay que hacer un diagnóstico lo antes posible. De hecho, si el tumor se detecta en estadio cero (No invasivo), la tasa de supervivencia a 5 años de los pacientes tratados es del 98%.

La prevención del cáncer de mama es muy importante. Las mujeres pueden realizar la autopalpación por sí mismas para detectar nódulos, secreciones y otras irregularidades, pero también deben realizarse controles regulares con médicos especialistas.

La prevención del cáncer de mama también incluye exámenes específicos, como la ecografía de las mamas, con los que se exploran los tejidos en busca de nódulos o quistes que contengan líquido. La mamografía es la más fiable, ya que detecta la mayoría de los tipos de cáncer de mama en una fase temprana (es decir, cuando todavía no son perceptibles a través de la palpación).

Para conocer su condición genética y saber si tiene una mayor predisposición al desarrollo de cáncer de mama o de ovario, puede realizar una prueba genética, para detectar la mutación del gen BRCA. Utilizando una muestra de sangre o saliva, se analiza el ADN del paciente para detectar mutaciones en los genes BRCA1 y BRCA24.

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *