Salud

Cáncer de pulmón: ¿Cuáles son las causas de su avance en los no fumadores?

Según un estudio reciente, las mutaciones genéticas son la causa del cáncer de pulmón. La investigación abre el camino a diagnósticos más precisos y a posibles nuevas terapias especiales.

El cáncer de pulmón es la principal causa de muerte por cáncer a nivel mundial, se estima que hubo 2,1 millones de casos de cáncer de pulmón y 1,8 millones de muertes solo en 2018. Las tasas de incidencia más elevadas se dan en Europa. De los más de 2 millones de casos de cáncer de pulmón cada año, la mayoría son fumadores, y se calcula que solo una pequeña proporción no ha fumado nunca. Muchos saben que es posible que algunas personas enfermen por la exposición excesiva al humo de segunda mano u otros factores ambientales, pero hasta ahora no se conocía claramente lo que hace enfermar a los no fumadores.

Un estudio internacional dirigido por el Instituto Nacional del Cáncer y publicado en la revista Nature Genetics ha hablado sobre los factores que provocan el cáncer de pulmón en los no fumadores. Según el estudio, hay tres mutaciones genéticas (diferentes a las detectadas en los fumadores) que son responsables de la aparición del cáncer de pulmón en los no fumadores.

El equipo de investigación, dirigido por la italiana María Teresa Landi, analizó los tejidos tumorales de 232 personas (75% mujeres con una edad media de 65 años) que nunca habían fumado y que tenían cáncer de pulmón. Los científicos compararon el genoma de los tumores con el de las células de los tejidos de los sujetos sanos que participaron en el estudio, esto para buscar «firmas mutacionales» (una especie de historial que registra las actividades o alteraciones que llevan a la acumulación de mutaciones) dejadas por el carcinoma.

Los científicos descubrieron que la mayoría de «firmas mutacionales» que surgían de la secuencia de genomas del cáncer en los no fumadores se relacionaban a daños causados por procesos endógenos (aquellos procesos que se producen de forma natural en el organismo de una persona). Además, los investigadores identificaron tres subtipos de cáncer de pulmón con características moleculares y procesos de desarrollo completamente diferentes.

Veamos las mutaciones genéticas relacionadas con el cáncer en los no fumadores.

Se clasificaron los tres tipos de carcinoma teniendo en cuenta el número de alteraciones en el genoma, también conocidos como «ruido», y se clasificaron como «plano», «medio fuerte» y «fuerte». El primer subtipo, «plano», es el más numeroso, cuenta con tantas mutaciones que es difícil de tratar haciendo que la formación del tumor sea muy lenta.

El subtipo «medio-fuerte» se caracteriza por mutaciones en el gen EGFR, que suele estar alterado en muchos tipos de formas de cáncer de pulmón, lo cual potencia el desarrollo de la enfermedad.

Por último, el subtipo «fuerte» se genera en un mecanismo genético más similar al de los tumores de los fumadores y se desarrolla rápidamente.

¿Qué sigue ahora?

María Teresa Landi, una de las autoras principales del estudio dice: «Basándonos en las diferencias que señalamos en nuestra investigación, en el futuro podremos tener diferentes tratamientos partiendo desde estos subtipos. Estamos empezando a descifrar cómo funciona la evolución de este tipo de tumores». Los objetivos ahora se centran en ampliar la muestra para incluir a aquellas personas que ese ven constantemente expuestas al humo de segunda mano y así confirmar los resultados, todo esto con el fin de desarrollar enfoques preventivos o tratamientos dirigidos según el tipo de cáncer a tratar.

Síguenos en Google Noticias