Si reduces los carbohidratos, podrías quemar más calorías

Sin importar lo que hagas, casi siempre el efecto rebote estará presente para recordarte la dificultad de hacer dieta. Aun así, un estudio reciente propone que un menor consumo de hidratos de carbono podría ser la solución para quemar más calorías y no recuperar el peso perdido.

Parámetros del estudio

Llevado a cabo desde agosto de 2014 hasta mayo de 2017, el estudio evaluó a 164 personas con edades comprendidas entre 18 y 65 años. El propósito fue evaluar los efectos de una alimentación con cantidades variables de hidratos y grasas para el mantenimiento del peso. Esto después de que los participantes habían perdido 12% de su peso inicial.

En función de un seguimiento detallado, la dieta para adelgazar fue parte de esta evaluación y los involucrados la hicieron por primera vez. Para obtener los resultados, los voluntarios fueron sometidos a un régimen de mantenimiento por 20 semanas. Se cambió las proporciones de grasas y carbohidratos, mas no de proteínas (20%).

¿Cómo incide la reducción de hidratos?

Según los resultados, los investigadores observaron que las dietas bajas (20%) y moderadas (40%) en carbohidratos produjeron un mayor consumo calórico. También identificaron que fueron las que menos hambre provocaban, controlaban más el apetito y producían una mayor sensación de saciedad.

De hecho, la alimentación con estas proporciones de hidratos provocaron un gasto adicional de energía entre 100 y 400 kcal. Además, las dietas con un 20% de carbohidratos tuvieron un efecto más significativo en los participantes que mostraron niveles basales de insulina altos antes de hacer el estudio.

El papel de la insulina en el metabolismo

De acuerdo a lo observado en la investigación, aquellos que consumieron una menor cantidad de carbohidratos presentaron una producción de insulina más baja. Esta relación proporcional es importante porque estimula un mayor gasto de energía y reduce los niveles de grelina, la hormona responsable del hambre.

En parte, estas conclusiones confirman que la reducción de hidratos durante la dieta está bien justificada. Los expertos mencionan que no se trata de eliminarlos por completo, sino de reducirlos durante el adelgazamiento y la etapa post pérdida de peso. Esta parece ser la fórmula para no recuperar esos kilos de más.

Nuestra recomendación es que controles tus niveles de insulina y adoptes una rutina de ejercicio según tus necesidades. Los carbohidratos son esenciales para obtener energía y por eso la cantidad es más perjudicial que la calidad. Allí está el secreto para evitar el efecto rebote.