Cocina, recetas y alimentosSalud

Comer chocolate aumenta el riesgo de sufrir enfermedades graves

El consumo de azúcar está directamente relacionado con el aumento de peso, la obesidad y la aparición de caries, así como al riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, algunos tipos de cáncer y diabetes tipo 2.

A pesar de que el chocolate es un alimento muy rico y querido por todos, no siempre es bueno para la salud. Empecemos recordando que tiene un alto contenido de azúcar y grasas saturadas, las cuales pueden traer graves consecuencias si se consumen en exceso. También es rico en azúcar, el cual puede tener varios efectos secundarios como caries, obesidad o aumento de peso. Asimismo, los riesgos de sufrir enfermedades cardiacas son mayores,  algunos tipos de cáncer y diabetes.

El exceso de grasas saturadas también puede provocar un aumento de las lipoproteínas de baja densidad en la sangre, lo que aumenta el riesgo de accidente cerebrovascular.  Los hombres no deberían ingerir más de 30 gr de grasas saturadas al día y las mujeres no más de 20 gr, pero si se trata de niños, la cantidad debe ser menor.

Los medios de comunicación han repetido durante los últimos años las propiedades que contiene este alimento. Sin embargo, no hay que confiarse de todas las noticias, ya que muchas se han simplificado y hasta tergiversado, lo que puede hacer que la información que se está proporcionando sea incorrecta.

Comer chocolate no siempre es bueno.

Cabe resaltar que el chocolate cuando es negro y con un alto porcentaje de cacao es saludable. Es especialmente bueno porque contiene una rica gama de antioxidantes, sustancias con una preciosa función protectora para el cuerpo que es más eficaz si se procesa en frío. Además, el chocolate también es bueno gracias a su amplio contenido de minerales como el magnesio, el fósforo, el potasio y el hierro. Asimismo, el aporte de fibra que brinda es considerable, lo que contribuye a mantener la sensación de saciedad con efectos positivos en el intestino.

Desafortunadamente, incluso un alimento tan amado y rico en propiedades no se salva de tener efectos secundarios y contraindicaciones. Por ejemplo: las aminas pueden iniciar una adicción leve que puede conducir a un deseo incontrolable por el chocolate, especialmente en personas deprimidas. Aquellos que sufren de migrañas crónicas, taquicardia, arritmia cardíaca o hipersensibilidad a sustancias nerviosas, así como mujeres embarazadas y lactantes y quienes padecen trastornos intestinales y gástricos deben limitar el consumo de chocolate para evitar empeorar los síntomas.

En individuos predispuestos, algunas sustancias contenidas en este alimento también pueden provocar reacciones pseudoalérgicas, por ejemplo: manchas rojas en la piel, picazón y acné. El alto contenido de oxalato, sustancia que obstaculiza la absorción de calcio, convierte al chocolate en un alimento negativo para aquellos que sufren de osteoporosis y desmineralización ósea. Para beneficiarse de las propiedades de este alimento, sin exceder las calorías, son suficientes dosis modestas , siempre calculadas en función de las necesidades energéticas y el estilo de vida de las personas

El chocolate es muy bueno a la hora del desayuno, meriendas de mañana y tarde en compañía de frutas, semillas y cereales. No es recomendable combinarlo con alimentos grasos como los productos lácteos, ya que parece que la leche puede inhibir la absorción de flavonoides en el intestino.

Síguenos en Google Noticias