Científicos advierten sobre la presencia de bacterias resistentes en las lavadoras

Investigadores alemanes han descubierto que las lavadoras pueden propagar bacterias peligrosas para la salud.

Los patógenos resistentes a los antibióticos se pueden transmitir a través de lavadoras, según han certificado por primera vez higienistas de la Universidad de Bonn (Alemania) al descubrir que en un hospital infantil un tipo de ‘Klebsiella oxytoca’ se transmitió repetidamente a los recién nacidos ingresados en una unidad de cuidados intensivos neonatales.  Las pruebas determinaron el culpable: la lavadora del hospital. Las bacterias fueron encontradas en el cajón para detergente y en el sello de la puerta. El patógeno se transmitía a través de la ropa de los bebés.

La gran preocupación con Klevsiella oxytoca es que es muy resistente a los antibióticos. La bacteria es responsable de infecciones como la neumonía o la septicemia. En el ejemplo del hospital, la lavadora implicada permite lavar a baja temperatura (menos de 60 grados). En teoría esto es bueno porque permite ahorrar energía, pero para los científicos, es menos probable que estas temperaturas eliminen los gérmenes.

Tras el hallazgo, los científicos advierten sobre el uso de este tipo de electrodomésticos al considerarlos un depósito de agentes patógenos resistentes a múltiples fármacos. Las temperaturas más bajas usadas por las máquinas que ahorran energía podrían no eliminar todas las bacterias.

El estudio recomienda cambios en el diseño y el procesamiento de este tipo de lavadoras para evitar la acumulación de agua residual donde puede producirse un crecimiento microbiano y contaminar la ropa. Además, sugiere que en caso de personas enfermas o con heridas abiertas, la ropa debe lavarse a temperaturas más altas o con desinfectantes eficientes para evitar la transmisión de patógenos peligrosos.

 

Deja un comentario