LifeStyle

5 cosas que un hacker puede hacer con tu dirección de correo electrónico

A través de esta información, pueden llegar a controlar buena parte de tus movimientos e, incluso, para actuar en tu nombre.

Un hacker puede enviar correos electrónicos fraudulentos desde tu dirección

Una vez que los hackers se han apoderado de tu e-mail, pueden utilizarla para dirigirse a otras personas haciéndose pasar por ti con el fin de obtener información de tus contactos parar hackear.

En realidad, la cosa puede ir a mayor. Si un delincuente quiere realmente hacer daño, hará lo posible para estafar a tu pareja, hackear a tu empleador, meterte en problemas en el trabajo o hacerte tener serios problemas con familia o amigos.

Acceder a tus cuentas en otras plataformas

Actualmente, nuestros correos electrónicos tienen más de una función, debido a que también los utilizamos para conectarnos a todas las redes sociales, tiendas online, bancos etc. Además, tenemos la costumbre de usar la misma contraseña para todas las cuentas. Y si no usas la misma contraseña, el hacker puede hacer uso de la opción «olvidaste contraseña» para cambiar todo a su voluntad. En conclusión, si alguien tiene acceso a tu E-mail, ahora todas tus cuentas son sus cuentas y tienen acceso a todo lo que tú tienes acceso.

El peligro de los datos personales

Un hacker puede llevar a cabo con mucha facilidad un escaneo de tu información personal. Una vez que tienen acceso a tus cuentas en línea, toda la información relevante está a su alcance y basta con una simple búsqueda en Facebook para obtener fotos y vídeos tuyos que podrá utilizar para hacerse pasar por ti.

Pueden chantajearte

Por si lo que te hemos dicho no ha sido suficiente para ti, los hackers pueden utilizar tu información personal para amenazar con arruinar tu reputación. Es bastante raro, pero sin duda puede ocurrir, especialmente si algún hacker encuentra algo comprometedor como fotos o vídeos que afectan seriamente tu privacidad.

Robo y suplantación de identidad

Este es uno de los peores escenarios posibles, pero una vez que el hacker tiene identificada tu información de identificación personal, puede hacerse pasar por ti casi en cualquier sitio. De hecho, con información como el número de la seguridad social y los datos de la tarjeta de crédito, el robo de identidad está casi asegurado.

Pero ¿Cómo podemos protegernos de los hackers?

Por fortuna, existen infinidades de métodos para mantenerse seguro en internet y mantener la información personal a salvo. Para empezar, evita usar tu dirección de correo electrónico para iniciar sesión en otros sitios y revisa constantemente el estado de tu contraseña, priorizando que sea difícil de adivinar. También te recomendamos cambiar las contraseñas cada dos meses aproximadamente para mantener la máxima seguridad.

Los expertos también recomiendan asegurar tu cuenta de correo electrónico con la autenticación de dos pasos. Esta configuración requiere introducir un código único además de la contraseña para poder acceder a la cuenta de correo electrónico. En la mayoría de los casos, el código es enviado al teléfono móvil, pero también existen otras opciones disponibles como Google Authenticator. No compartas información ni escribas tu contraseña en redes Wifi públicas y ten cuidado con la información que compartes por correo electrónico.

¿Qué puedo hacer si ya me han hackeado?

Si empiezas a notar actividad extraña en tu correo electrónico, existen varias formas de adelantarse y evitar que suceda lo peor. Si algunos de tus contactos te dice que ha recibido contenido spam desde tu dirección, cambia tu contraseña inmediatamente y advierte a todos tus contactos para que sepan que deben ignorar cualquier información que llegue desde tu email hasta que soluciones el problema.