Cinco loros fueron retirados de un zoológico por insultar a los visitantes

Los cinco traviesos loros integrantes de un parque de vida silvestre en Lincolnshire, Reino Unido, han tenido que ser retirados de la exhibición al público después de que comenzaran a decir muchas groserías a los visitantes.

Sabemos que algunas especies de loros suelen imitar una diversa cantidad de sonidos entre los cuales está repetir las palabras que escuchan de las personas. Lo delicado de la situación es que esta capacidad se ha convertido en un gran problema para las autoridades de este parque silvestre, ya que no paraban de insultar a los visitantes.

Los loros de nombres Eric, Tyson, Elsie, Billy y Jade, fueron adoptados por este parque de vida silvestre en agosto y fueron puestos juntos durante la cuarentena.

Al llegar al parque, cada uno de ellos había aprendido alguna grosería, pero al estar juntos fueron aprendiendo las groserías de sus otros compañeros. Poco tiempo después, debido a que cada uno repetía las malas palabras de sus compañeros, los cinco loros habían extendido muchísimo su vocabulario de groserías, por tal razón se debió hacer una intervención drástica en la situación, por lo que fueron divididos y colocados en aislamiento.

Estos loros grises africanos pertenecen a una raza de loros que tienen una inteligencia que se compara con la de un niño de 3 años. Aquellas personas que han tenido la suerte de conocerlos saben lo increíbles que son y la astucia que tienen, sin embargo, las personas encargadas del parque afirmaron que nunca habían estado tan preocupados por un loro hasta ese momento.

En realidad, se puede decir que las aves no se conocían entre ellas, ya que pertenecían a lugares diferentes, pero debido a la cuarentena impuesta por las medidas de seguridad adoptadas para evitar la propagación del Coronavirus, habían sido colocados todos en la misma jaula. Luego de terminar la cuarentena los loros pudieron salir de nuevo, pero los miembros del zoológico se dieron cuenta de la gravedad de la situación y se preocuparon mucho.

NO TE LO PIERDAS!
Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias AURANA

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Aurana

Invalid email address
Puede darse de baja en cualquier momento.

La gran mayoría de los loros aprenden algunas malas palabras a lo largo de su vida y en estos casos los propios visitantes les enseñan. El personal de dicho parque tenía conocimiento que los loros eran un poco mal hablados, pero lo que no sabían era que se ha habían vuelto tan groseros.

Uno de los encargados de los loros, Jess Newton, aseguró que cuando llegaron por primera vez fue muy divertido trabajar con las aves, y que esperaban que dejaran la costumbre de decir las groserías, pero desafortunadamente no sucedió.

Y es que, los loros dicen groserías con el fin de generar una reacción o una respuesta de alguien, por lo que si las personas se muestran sorprendidas o se ríen, eso los anima a seguirlo haciendo, explicó el director del zoológico, Steve Nichols. “A algunos visitantes les pareció muy divertida la situación, pero como tenemos visitas también de los niños los fines de semana, decidimos aislarlos”.

El director también aseguró que “No podemos evitar que los loros digan malas palabras, pero al menos no lo harán todos juntos”. Actualmente, los cinco loros conviven con otros ejemplares en el parque de vida silvestre, que acoge a 1500 loros.