Actualidad

Coca-Cola habría pagado más de 8 millones de euros para influir en la ciencia

La multinacional habría utilizado los grandes medios para desviar la atención a los efectos de los refrescos y otras bebidas azucaradas en la salud.

Coca-Cola ha gastado 8 millones de euros en Francia para influenciar a profesionales de la salud e investigadores, dice una encuesta del diario Le Monde.

Según el periódico, el objetivo es desviar la atención a los efectos de los refrescos y otras bebidas azucaradas en la salud. «Desde 2010, Coca-Cola ha otorgado más de 8 millones de euros a expertos y varias organizaciones médicas, pero también a deportes o eventos», escribe el diario, según el cual «en Francia como en otros lugares, [esta] financiación se encuentra dentro de su gran mayoría de comunicación o patrocinio puro, y no trabajo científico genuino «.

Todo parte de una encuesta sobre el cabildeo de la multinacional, publicada en 2015 por el New York Times. Ante el escándalo, la firma promete transparencia y publica en su sitio web los nombres de los expertos y la lista de actividades que ha financiado en los Estados Unidos.

«En Francia, la insistencia de la ONG Foodwatch obligó a Coca-Cola a publicarlas en abril de 2016.» Son estos datos, una vez actualizados, los que el periódico dice haber «tamizado». «Dietistas, nutricionistas o médicos del deporte: la mayoría de las dieciocho personas nombradas son profesionales de la salud: las más legítimas para desaconsejar el consumo de bebidas azucaradas a sus pacientes, pero también en los medios de comunicación y simposios», según Le Monde.

«Olvidar los riesgos relacionados con sus bebidas»

La financiación de la multinacional, propietaria de Sprite, Fanta o Minute Maid, apunta a «olvidar los riesgos asociados con sus bebidas», destacando el papel de la falta de actividad física en la obesidad, según el periódico. Además, un estudio del Journal of Public Health Policy, publicado el 8 de mayo, revela que la multinacional está desarrollando múltiples cláusulas para influir en el trabajo científico que patrocina.

El periódico especifica que la multinacional se reserva así «el derecho de impedir la publicación de cualquier resultado que lo desagrada». Los autores del estudio, dirigido por Sarah Steele, profesora de Derecho en Salud Pública del Jesus College de la Universidad de Cambridge (Reino Unido), examinaron cinco contratos entre Coca-Cola y académicos de Estados Unidos y Canadá de renombre. La firma, resume la Sra. Steele, «se reserva el derecho de rescindir contratos sin causa» y «los términos y condiciones de estos contratos no son consistentes con las declaraciones hechas por Coca-Cola en su sitio web» en asuntos transparencia.

Fuente de AFP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.