Colesterol alto: 2 alimentos que ayudan a reducirlo

Para reducir el colesterol alto es muy importante actuar sobre su estilo de vida, siguiendo una dieta específica y practicando la cantidad adecuada de actividad física. Aunque el colesterol es una sustancia muy importante para nuestro bienestar, de hecho, niveles demasiado altos pueden llevar al desarrollo de enfermedades peligrosas. Según las directrices, los valores límite del Ldl, o colesterol malo, son los de 115 mg/dl, especialmente si hay otros factores de riesgo como la obesidad y la hipertensión. Sin embargo, otras directrices sugieren 115 mg/dl.

En este sentido, los estudios han demostrado que existen dos tipos de alimentos que contrarrestan los efectos del LDL, ayudando a reducir el riesgo cardiovascular. El descubrimiento proviene de un estudio de la Universidad Australiana de Queensland, que explicó cómo algunos cereales, por ejemplo, la avena y la cebada, contrarrestan los efectos de la hipercolesterolemia.

El mérito es del betaglucano, un polisacárido soluble que ejerce varios efectos positivos en nuestro cuerpo. Esta sustancia reduciría no sólo el colesterol malo, sino también otros dos importantes marcadores de riesgo cardiovascular: el colesterol no HDL y la apolipoproteína B, una proteína responsable de transportar el colesterol malo a los tejidos a través de la sangre.

«El betaglucano está contenido principalmente en la avena, pero también se encuentra en la cebada, aunque en menor cantidad, y contribuye a disminuir los niveles de hipercolesterolemia porque interactúa en el intestino con la bilis, aumentando su eliminación con las heces. La bilis lleva consigo grandes cantidades de colesterol, que son así eliminadas por el cuerpo. Otros granos enteros, ricos en fibra, contribuyen también a la eliminación de las LDL y a la reducción del azúcar absorbido después de una comida, con el consiguiente efecto positivo sobre el metabolismo de las grasas y los carbohidratos, especialmente en aquellos que sufren de hipercolesterolemia y/o diabetes».

Pero veamos específicamente los alimentos que ayudan a combatir la hipercolesterolemia.

  • Los frutos secos y semillas
  • Nueces
  • Almendras
  • Pistachos
  • Avellanas
  • Calabaza
  • Linaza
  • girasol
  • sésamo

Estos son ricos en omega 6, ácidos grasos poliinsaturados de origen vegetal capaces de reducir el colesterol malo. Las legumbres, las leguminosas son ricas en fibra, que facilitan el tránsito intestinal, mantienen estables los niveles de azúcar en la sangre y reducen la absorción del colesterol en nuestro cuerpo.

Pescado azul: también el pescado azul es rico en omega 3, ácidos grasos que mejoran el metabolismo de los lípidos en la sangre. Reducen los triglicéridos y pueden aumentar el colesterol bueno (HDL), contribuyendo a la prevención del riesgo cardiovascular.

La fruta, mejor si es de temporada, podría ayudar a reducir los niveles de colesterol malo gracias a las fibras solubles presentes en ella.

Particularmente eficaz es el aguacate, una fruta rica en grasas monoinsaturadas capaces de reducir el colesterol malo.

Ajo: el ajo también parece ser capaz de reducir los niveles de colesterol LDL, aunque su acción es bastante limitada.