Belleza

Coloración del cabello: 7 errores que pueden echar todo a perder

Teñirte con el cabello súper limpio.

No te laves el pelo el mismo día que te tiñas. Un poco de aceite en el cabello y el cuero cabelludo ayudará a evitar la irritación y el ardor.

Intentar combinar tus cejas.

Puede ser tentador utilizar tu propio color de pelo en las cejas, pero no lo hagas. No es seguro utilizar el colorante tan cerca de los ojos. Además, el pelo de las cejas es diferente al de la cabeza, por lo que no se verá igual.

No uses productos de mala calidad.

Los expertos recomiendan usar un champú nutritivo e hidratante que no tenga sulfatos y acompañar el producto con un acondicionador que se debe dejar actuar durante unos dos o tres minutos para luego enjuagar usando abundante agua.

Evitar el uso de champú púrpura.

Los champús de color morado oscuro aseguran que ayudan a las rubias a mantener por más tiempo el tono, lo que lo hace muy deseado. El problema está en que estos champús contienen un pigmento que neutraliza los tonos más cálidos. Es cierto que los coloristas recomiendan utilizar este tipo de producto al menos una vez a la semana para mantener el color. Sin embargo, se ha comprobado que utilizarlos más de una vez a la semana es contraproducente, ya que resecan el cabello y pueden dejar un depósito morado en el cuero cabelludo.

Teñir demasiadas mechas rubias.

Aunque las mechas rubias les quedan bien a muchas mujeres, hoy están definitivamente pasadas de moda. Ahora la gente quiere un aspecto más natural, por lo que el número de mechones es menor al de hace unos años, así que te animamos a probar variaciones que incluyan los mechones o quizá un estilo completamente nuevo.

No proteger el cabello en verano.

El cabello, al igual que la piel necesita ser protegido de los rayos solares y las altas temperaturas, especialmente cuando hablamos de cabello teñido. De hecho, con un buen cuidado, el color permanecerá por más tiempo, además, si entras en contacto con el cloro o con una fuente de agua mineral, es importante que mojes previamente el cabello y le apliques acondicionador.

Deja a un lado las falsas expectativas.

Muchas personas acuden a la peluquería inspiradas en fotos de Instagram, Pinterest o revistas. Por desgracia, que una modelo o influencer lleve bien el rubio platino o el rojo cobrizo no es señal de que todas vayan a obtener el mismo resultado. Por eso, es importante usar las herramientas virtuales que permiten usar una foto personal para probar varios tipos de colores y estar seguras de lo que queremos. Por ejemplo, si tienes una tez clara, usa un tono más cálido para equilibrarla, pero si tienes un tono de piel más oscuro, es mejor que apliques un tono más neutro.

Sobre el cabello de color rojo.

Al igual que el cabello rubio, los tonos rojos necesitan de mucho cuidado, ya que el pelirrojo es el color más difícil de mantener y de eliminar. Si aplicaste un tinte pelirrojo, cuanto menos champú uses, mejor. Si tu color se está desvaneciendo, visita a tu peluquero para una cita de brillo y revitalizarlo.

Mantener el cabello oscuro alrededor del rostro.

Independiente del tono, a menudo notarás que el cabello que crece alrededor de la cara siempre tiene un tono más claro, lo cual es contraproducente si se trata de un tono muy oscuro. Para estos casos es mejor acudir con el colorista para hacer un retoque en la zona afectada, o evaluar si un tono ligeramente más claro en todo el cabello crearía un menor efecto que no tenga que pasar por ese problema.

Publicaciones relacionadas