Comer comida cuando una mosca se ha posado en ella puede causar úlceras y daños estomacales

¿Alguna vez te has preguntado qué pasa realmente cuando una mosca se apoya en la comida que estamos comiendo? Seguramente a nadie le gusta verlas caminar sobre la comida que nos llevamos a la boca. Pero es por eso que, además de ser repugnante, comer la comida sobre la que ha aterrizado una mosca puede ser incluso peligroso.

¿Aterrizó una mosca en tu comida? Mejor dejarla a un lado y comer otra comida. Ocurre con frecuencia, especialmente en verano y sobre todo cuando comemos fuera. A menudo las mejores comidas son perturbadas por alguna mosca obstinada que sigue zumbando a nuestro alrededor descansando sobre nuestra comida. En la mayoría de los casos las ahuyentamos y seguimos comiendo como si no pasara nada. Eso es todo: mejor que no hagamos eso.

A menudo es en nuestra comida en la mesa, otras veces la mosca se las arregla para colarse en los estantes de las tiendas y se asienta sobre el pan, los dulces u otros alimentos. En cualquier caso, la regla es muy precisa: no seas tolerante y ten cuidado. Según una investigación publicada en Scientific Reports, cuando una mosca se posa sobre la comida, no se debe comer. Esto no es una minucia, sino la única manera de esquivar millones de bacterias más o menos peligrosas.

¿Por qué es peligroso una mosca sobre nuestra comida?

No es necesario hacer un gran esfuerzo mental para entender por qué la mosca transporta tantas bacterias. Notoriamente aficionada a las heces, tanto animales como humanas, la mosca lleva una increíble cantidad de gérmenes. Es gracias y culpa de sus pequeñas patas, a las que se adhieren todo tipo de bacterias y algunas son muy dañinas para los humanos. Basta decir que la mosca con sus patas puede ser portadora de gérmenes como el Helicobacter pylori, consecuencia directa de algunas úlceras gástricas e incluso de graves daños en el estómago.

NO TE LO PIERDAS!
Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias AURANA

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Aurana

Invalid email address
Puede darse de baja en cualquier momento.

Esta nueva recomendación se hizo después de la difusión de los resultados del estudio realizado por Donald Bryant de la Universidad de Pennsylvania. El investigador, junto con su equipo, analizó los insectos en cada una de las partes y las patas fueron el vehículo de propagación preferido para varios cientos de bacterias diferentes.

Sorprendentemente, la mosca de la ciudad estaba más «infectada» que la mosca del campo. Sin embargo, lo más sorprendente es que las moscas y mosquitos son transbordadores aéreos que se consideran útiles para la propagación de las bacterias: una vez que se han asentado en una nueva superficie, pueden crecer y proliferar allí sin problemas. En resumen, basta con un entorno adecuado y la transmisión bacteriana está garantizada: ¿necesita otras razones para cubrir su comida adecuadamente?

También puedes leer: ¿Inflamación en los ojos? Alívialos con estos 4 remedios caseros