LifeStyle

Comer en casa mejora la autoestima de los adolescentes

Comer en compañía de la familia puede ayudar en la autoestima de los adolescentes, a desarrollar una imagen corporal positiva y, por lo tanto, a aceptarse a sí mismos. He aquí por qué.

Desayuno, almuerzo y cena a domicilio. Es decir, volver a los viejos hábitos del pasado cuando comer en familia era la norma. Una costumbre que ayuda a los adolescentes a apreciar sus cuerpos. Hoy, este momento característico de la vida familiar a menudo se olvida, pero debe ser reevaluado a la luz de sus aspectos positivos.

12,000 de ellos están involucrados

Esto fue observado por investigadores de la Universidad de Missouri (Estados Unidos) en un estudio publicado recientemente en la revista científica Social Work in Public Health que involucró a 12 mil adolescentes, provenientes de más de 300 escuelas en todo Estados Unidos.

La investigación monitoreó los comportamientos dietéticos, incluida la frecuencia del desayuno y las comidas con los padres. Más de la mitad de la muestra informó haber desayunado cinco días a la semana, más del 30% menos de cinco días a la semana, mientras que casi el 17% lo omitió regularmente. Por lo tanto, los investigadores encontraron que los adolescentes que regularmente comían con un padre tendían a tener una imagen positiva de su apariencia.

Autoestima de los adolescentes, implicaciones positivas.

Una razón más para comer en familia. Estar satisfecho con la apariencia ayuda a los niños y niñas a cruzar serenamente una fase esencial de su crecimiento, con efectos positivos también en los años futuros, y en este sentido el papel de los padres es fundamental, como señaló Virginia Ramseyer Winter, autora del estudio: «Los comportamientos saludables de un padre pueden tener un efecto a largo plazo en un niño. Los resultados de este estudio sugieren que una relación positiva con la comida, como desayunar y comer en familia, puede asociarse con la imagen del cuerpo».

Mejora la autopercepción

No debemos olvidar que la adolescencia no es una edad fácil: este es el momento en que los niños y niñas comienzan a darse cuenta de sí mismos, de su físico, de tener una autopercepción más clara. Mirándose al espejo, uno puede gustarse o no, uno puede estar satisfecho con la imagen reflejada o, por el contrario, rechazarla. Por lo tanto, la imagen corporal puede ser positiva o negativa, con repercusiones inevitables en la autoestima.

Autoestima de los adolescentes – Previene las molestias mentales

En esta época, los adolescentes están sujetos a una serie de presiones por parte de la publicidad, la cultura y la moda, que proponen ciertos modelos de belleza. Aquí, entonces, que el juicio de los demás condiciona la autoestima.

Los adolescentes con sobrepeso, por ejemplo, se encuentran entre los sujetos que tienden más fácilmente a desarrollar una imagen negativa de sí mismos, con el riesgo de adoptar dietas drásticas o desarrollar trastornos alimentarios o problemas como ansiedad y depresión.

«Sabemos que desarrollar comportamientos saludables durante la adolescencia, como desayunar todos los días y comer en familia, puede tener efectos a largo plazo en la edad adulta», recuerda el investigador. Por lo tanto, «tener una relación saludable con los alimentos puede tener un impacto significativo en el bienestar».

También puedes leer: Cuanto tiempo por semana debes hacer actividad física.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.