Comer manzanas es bueno para ti, mejor con la piel

Es bien sabido que las frutas y verduras nunca deben faltar en una dieta sana y equilibrada, es igualmente cierto que la manzana es una de esas frutas con altas propiedades nutricionales, especialmente si se come con toda la piel.

Comer manzanas es bueno

Fácilmente disponible tanto en los supermercados como en el mercado, esta fruta tiene pocas calorías y es rica en elementos importantes para nuestro cuerpo: vitaminas, minerales, fibra y antioxidantes. En resumen, es una merienda perfecta para quienes cuidan su figura y siguen una dieta de adelgazamiento acompañada de una actividad física constante.

Pero no todo el mundo sabe que la mayoría de los nutrientes de la manzana se encuentran en la cáscara, que muchas personas suelen desechar antes de consumirla, tanto por gusto personal como por temor a ingerir pesticidas. Si se lava bien, como aconsejan los expertos, esta fruta puede morderse sin pelar, proporcionando más nutrientes.

Es precisamente en esa parte que solemos eliminar, en realidad, donde se encuentran dos tercios de las fibras del fruto entero. No sólo eso: comer una manzana entera con la piel garantiza una mayor ingesta de vitaminas (K, A, C), calcio y potasio, y ayuda a proteger los tejidos de la enfermedad de Alzheimer. Pero hay más. La cáscara de la manzana es rica en triterpenoides, valiosos aliados en la prevención de ciertos tipos de cáncer, como el de hígado, colon y mama.

¿Otra razón para comer la manzana sin pelarla?

Un estudio de la Universidad de Illinois reveló que la cáscara de esta deliciosa fruta ha demostrado reducir la obesidad y la diabetes. Esto se debe a su contenido de ácido ursólico, que ayuda a quemar calorías, y a su contenido de fibra que, al ralentizar la digestión de los carbohidratos, ayuda a regular los niveles de azúcar en la sangre.

También puedes leer: ¿Sabías que los limones ayudan a prevenir los cálculos renales?