Qué comer para reducir el Colesterol y la aterosclerosis con Omega 6

el colesterol alto y la aterosclerosis están estrechamente relacionados, ya que una cantidad excesiva de colesterol en la sangre puede contribuir a la acumulación de placa en las arterias, lo que las hace más rígidas y gruesas (ateroscelrosis). Con el tiempo, la aterosclerosis puede llevar al bloqueo de las arterias por completo, con graves consecuencias, como un ataque al corazón y un derrame cerebral.

Una dieta saludable es la base de la salud de nuestras arterias y también ayuda a mantener a raya los niveles de colesterol. En este sentido, una nueva investigación ha demostrado que Omega 6, primos de los más famosos Omega 3, se encuentran entre nuestros mejores aliados contra el colesterol malo y la aterosclerosis. El omega 6 Son ácidos grasos poliinsaturados útiles para la correcta funcionalidad de todos los tejidos y son conocidos, entre otras cosas, por disminuir el riesgo cardiovascular. De hecho, entre los efectos del omega 6 hubo una mejoría en la colesterolemia. Específicamente, la reducción en el colesterol se observó principalmente, debido a una disminución en el colesterol malo (LDL, lipoproteína de baja densidad).

Una nueva investigación en ratones ha analizado los mecanismos celulares subyacentes a los beneficios cardiovasculares de un tipo específico de ácido graso omega-6. En particular, el nuevo estudio, examinó el efecto de un omega-6 en la aterosclerosis. Los investigadores explicaron que «la aterosclerosis y sus complicaciones son responsables de 1 de cada 3 muertes globales».

Específicamente, el estudio consideró los efectos de un ácido graso poliinsaturado omega-6 llamado ácido diomo-gamma-linolénico (DGLA) en algunos ratones con aterosclerosis. Investigaciones anteriores han demostrado que DGLA mejoró la aterosclerosis en ratones con deficiencia de apolipoproteína E. Pero los mecanismos subyacentes de este efecto no estaban claros. Esta nueva investigación se ha centrado en los efectos de DGLA en las células inmunes de ratón llamadas macrófagos y ha encontrado varios mecanismos por los cuales el ácido esencial puede reducir o prevenir la aterosclerosis. El experto explicó:

«Nuestra investigación indica que el ácido graso omega-6 DGLA puede tener un efecto positivo en la aterosclerosis en diferentes etapas, particularmente al controlar los procesos clave asociados con la inflamación y la capacidad de las células para controlar el colesterol. […] También observamos los efectos protectores de DGLA en los principales procesos asociados con la aterosclerosis en células endoteliales y células de músculo liso, otros dos tipos de células importantes involucrados en la enfermedad «.

En este punto vemos 4 alimentos con una alta concentración de Omega 6, que debemos incluir en nuestra dieta semanal.

Nueces:

Las nueces son nuestros aliados. Contienen una alta concentración de ácido linoleico, el principal ácido graso omega 6. Sin embargo, contienen muchas calorías y, por lo tanto, deben consumirse en cantidades modestas. Un puñado de nueces como aperitivo por la tarde es ideal para romper el hambre y para llenarse de bienestar.

Carne:

El omega 6 principal es el ácido araquidónico, que se encuentra principalmente en alimentos de origen animal como la carne, tanto blanca como roja. Nunca se pierda al menos dos porciones de carne a la semana, puede elegir la carne blanca si está a dieta, con el objetivo de perder peso.

Semillas de lino:

Como muchas semillas oleaginosas, las semillas de lino tienen múltiples propiedades beneficiosas para nuestro cuerpo. Contienen muchos minerales esenciales para nuestro cuerpo como el manganeso, el fósforo, el magnesio y el cobre. Sobre todo, contienen una gran cantidad de ácidos grasos, incluidos los Omega 6, que son esenciales para reducir los niveles de colesterol malo en la sangre. También pueden considerarse, junto con el aceite de linaza, como una de las principales fuentes de ingesta de Omega 3 para vegetarianos y veganos. Para este propósito, las semillas de lino se deben comer crudas, preferiblemente después de triturarlas. Las semillas trituradas deben consumirse inmediatamente o almacenarse en el refrigerador por un corto tiempo. Además de contener omega 6, se recomiendan contra la cistitis y el estreñimiento y para el cuidado del cabello.

Huevo:

Incluso en el huevo, como en la carne, encontramos una buena cantidad de ácido araquidónico. El huevo es a menudo «demonizado», pero estudios recientes han demostrado que, por el contrario, se puede consumir en cantidades adecuadas (no más de dos huevos por semana) siempre que se consuma por completo, por lo tanto, tanto la yema como la albúmina.