LifeStyle

Cómo ahorrar agua usando la lavadora

La lavadora se utiliza unas 300 veces al año en una familia promedio de 4 personas y consume alrededor de 100 litros de agua por lavado. En este artículo encontrarás algunos consejos sobre cómo ahorrar agua usando la lavadora.

Uno de los métodos más populares utilizados por las amas de casa, por ejemplo, es reducir el número de lavados y cargar siempre la lavadora lo máximo posible. Es normal, de hecho, pensar que podría ser un desperdicio no llenar el carrito de la lavadora y lavar menos ropa que la que entra en ella.

En otros casos, hay quienes aconsejan limitarse a lavar la ropa en momentos en que la electricidad cuesta menos. También hay quienes sugieren que confíe su ropa a las lavanderías o que lave su ropa con menos frecuencia.

Pero, ¿estamos realmente seguros de que todas estas estrategias están funcionando? Y si no funcionan, ¿Es posible reducir los gastos? ¿Puedes ahorrar dinero incluso sin tener que reemplazar la vieja lavadora por una de bajo consumo? ¿cómo puedes usar menos agua? En este artículo encontrará las respuestas a estas preguntas, pero también una lista de las formas más eficaces de reducir el consumo de agua con la lavadora.

Cómo ahorrar agua usando la lavadora

Lavar la ropa durante el tiempo de ahorro de la lavadora, es decir, durante las horas en que se aplica la tarifa de energía más barata del día, sólo ayuda a ahorrar electricidad, no agua.

Si realmente quieres consumir menos, puedes hacerlo:

  • reemplazar las viejas lavadoras que no funcionan correctamente por otras nuevas que ahorren agua y energía;
  • comprar modelos de lavadoras con sensores de peso, capaces de reconocer el peso de la ropa a lavar y autoajustarse en el uso de la cantidad de agua;
  • evitar la sobrecarga de la lavadora. Esto ocurre cuando se introducen todas las prendas que entran en la cesta, sin respetar la carga máxima indicada en el manual de instrucciones. Por ejemplo, si la carga máxima de la lavadora es de 7 kilos, no tendrás que poner más de este peso, aunque sea posible. La sobrecarga aumenta el consumo de agua y electricidad;
  • evita usar la lavadora con poca carga, porque te encontrarás con un inútil desperdicio de litros de agua sólo para lavar unas pocas prendas;
  • compruebe si hay fugas de agua y corra a repararlas inmediatamente. Se ha calculado, de hecho, que un grifo que gotea produce un desperdicio de entre 5.000 y 10.000 litros de agua en un año. Por lo tanto, el ahorro de reparar las fugas de agua es inestimable.
  • Evitar el prelavado, por ejemplo, creando el hábito de poner en remojo la ropa más sucia en agua caliente durante 30 minutos antes de meterla en la lavadora;
  • pretratar a mano la ropa que pueda necesitarlo, con productos especiales como los que se utilizan para manchas más difíciles o manchas específicas (hierba, lápiz de labios, café, etc.);

Cómo ahorrar detergente en la lavadora

Entre los primeros consejos para ahorrar dinero en las lavadoras están los relativos al uso de detergente.

El uso de mucho detergente sólo desperdicia más agua para quitar el jabón de las prendas, sin mencionar que, en caso de abuso, también puede verse obligado al enjuague.

Si quieres ahorrar en detergente para la ropa, puedes hacerlo:

Prefiera el detergente líquido para los programas de lavado hasta 40 grados y el detergente en polvo para las temperaturas más altas, porque sólo con el calor alto se disuelve bien el polvo;

Dosifique la cantidad de detergente, siguiendo las instrucciones de las cajas y evite cantidades superiores a las recomendadas;

Usar productos naturales como bicarbonato de sodio o vinagre de vino en lugar de desinfectantes. El ahorro, en este caso, será inmediato, por el menor costo de una botella de vinagre en comparación con un desinfectante de lavadora. Además, debe saber que los productos naturales se enjuagan más fácilmente.

Remoje la ropa muy sucia con un poco de detergente y agua caliente antes de lavarla en la lavadora: esto permitirá que las manchas se disuelvan rápidamente;

Cómo ahorrar agua con buenos hábitos

Hay algunos hábitos que te ahorran mucho dinero si:

  • lavar la ropa con menos frecuencia y usar la ropa más de una vez antes de lavarla. Por ejemplo, si sólo te vas a la cama después de ducharte, puedes usar el mismo pijama durante más de dos noches seguidas. También puedes usar jeans y camisetas varias veces si no están sucios;
  • no olvides tu ropa en la lavadora después de lavar. Cuando la ropa se deja en la lavadora demasiado tiempo, huele mal, así que hay que lavarla de nuevo;
  • evitas cambiarte varias veces al día, reduciendo automáticamente la necesidad de lavar. Por ejemplo, si sabes que tienes que ir al gimnasio después del trabajo, puedes llevar ropa deportiva todo el día;
  • sólo se separan los blancos de los de color cuando es necesario, reduciendo el número de lavadoras que hay que hacer. No toda la ropa pierde color, especialmente si se lava a temperaturas inferiores a los 30 o 40 grados. Para saber cuándo es necesario separar la ropa para lavarla, sólo hay que leer las instrucciones de la etiqueta.

Porque es mejor lavar la ropa en la lavadora

Lavar el 80% de la ropa en la lavadora es conveniente, porque:

  • se evita la pérdida de tiempo que requeriría lavar la ropa a mano;
  • la lavadora puede mantener limitado el consumo de agua si se utiliza el programa de carga completa y se siguen los pasos que acabamos de hablar;
  • si además es una lavadora que ahorra agua, su consumo de agua se reduce a la mitad.

También puedes leer: El increíble secreto que hace que los perfumes duren todo el día