¿Cómo blanquear los dientes de forma natural?

Blanquear los dientes de forma natural es fácil si se usa correctamente el cepillo de dientes y se agrega el uso de algunos remedios eficaces. Veamos cuales son esos remedios y como usarlos.

La sonrisa hace parte de nuestra carta de presentación a donde quiera que vayamos y ayuda a formar relaciones con los demás. Muchas veces nos preguntamos cómo hacer que nuestra sonrisa se mantenga blanca y brillante. Te revelamos que no hace falta un esfuerzo particular. Hay varios remedios naturales que permiten blanquear los dientes. Veamos cuales son los más efectivos:

Aceite de coco.

El aceite de coco es útil en un montón de situaciones. Hoy, te decimos que también funciona como un blanqueador natural amigable con los dientes. Ayuda a extraer las bacterias que ayudan a la creación de gingivitis y el mal aliento. Solo tienes que tomar una cucharada de aceite de coco, hacer gárgaras durante 10 minutos y enjuagar. Se recomienda hacerlo durante las mañanas.

Bicarbonato de sodio.

El bicarbonato es un abrasivo suave que también ayuda a blanquear los dientes. Debes aplicar un poco de bicarbonato en el cepillo y frotar tus dientes, o puedes agregar un poco sobre la pasta dental al momento de cepillarlos.

Gárgaras de vinagre de manzana.

El vinagre de manzana diluido aumenta la efectividad a cualquier pasta de dientes. Es recomendable diluirlo con agua, mezclarlo con la pasta de dientes y cepillarte como de costumbre.

Pasta de carbón.

El carbón activado es un remedio reconocido por sus beneficios desintoxicantes. También sirve para blanquear los dientes, ya que sus gránulos se adhieren a las bacterias antes de que los manchen.

Para aplicarlo mezcla carbón con un poco de agua y aplícalo sobre los dientes. Déjalo durante dos minutos y enjuaga con agua hasta que no queden residuos.

Mermelada de fresa.

Las fresas contienen ácido málico, ideal para disolver manchas de café, vino tinto y té en los dientes. El método de preparación es sencillo, solo tienes que triturar una o dos fresas y mezclarlas con bicarbonato de sodio. Aplícala usando un cepillo de dientes para niños, aunque lo no creas este ayuda a limpiar mejor entre los dientes. Frota durante 5 minutos y usa hilo dental para sacar las semillas de las fresas que se hayan quedado atoradas.

Ácido málico.

Si hablamos de blanqueamientos dentales naturales, el ácido málico es ideal. Se encuentra en varias frutas, entre ellas la manzana y las fresas. Para aprovechar sus beneficios, puedes frotar la cáscara de la manzana sobre los dientes o preparar una pasta y aplicarla directamente sobre los dientes.