Salud

Cómo calcular el Colesterol – LDL

¿Cómo se calcula el colesterol LDL? Esto es lo que conviene saber.

Calcular el colesterol LDL, ¿cómo se hace? LDL-Colesterol (acrónimo de lipoproteínas de baja densidad) se refiere a las lipoproteínas con un bajo contenido de triglicéridos. Es el llamado colesterol malo, vinculado a las lipoproteínas que se pueden depositar en las paredes de las arterias causando posibles riesgos para la salud como la aterosclerosis, el infarto, el derrame cerebral (no confundir con el colesterol HDL, definido como bueno porque no causa daño a las arterias y elimina el colesterol de las paredes para llevarlo al hígado).

El cálculo de los niveles de colesterol LDL en la sangre es crucial para entender si el paciente está en riesgo o no. Utilizamos la fórmula de Friedewald que requiere la detección del colesterol total, el colesterol HDL y los triglicéridos, ya que el colesterol LDL se calcula mediante una fórmula matemática:

LDL-colesterol = colesterol total – (HDL-colesterol + (trigliceridemia/5))

Los valores de referencia a tener en cuenta para ser considerados pacientes sanos son los siguientes:

  • Colesterol total: menos de 200 mg/dl.
  • Colesterol bueno (HDL): superior a 50 mg/dl.
  • Trigliceridemia: menor o igual a 150 mg/dl.
  • Colesterol malo (LDL): valor óptimo inferior a 100 mg/dl; valor casi óptimo entre 100 y 129 mg/dl.
  • Índice de riesgo (colesterol total/HDL): menos de 5 si es hombre o 4,5 si es mujer.

Mantener estos indicadores (y en cualquier caso los presentes en los análisis de sangre realizados) como referencia es fundamental para entender tanto si se está en riesgo como si se necesita cambiar algo en la dieta y en el estilo de vida para evitar encontrarse con problemas de salud mucho más graves.

Obviamente, dependerá de su médico, que le ha prescrito un análisis de sangre completo para comprobar sus niveles de colesterol, el aconsejarle las mejores estrategias a adoptar para incluir cualquier valor que pueda desviarse de los de referencia. También basado en su historial médico.

También puedes leer: El colesterol, un asesino silencioso demasiado subestimado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.