Cómo calmar la tos de forma natural

Siete remedios caseros para aliviar la tos. El tomillo, la pimienta o el jengibre pueden ayudarte a combatir esta dolencia tan típica del invierno. Son bastante efectivos así que te recomendamos que los pruebes antes de medicarte o acudir a un doctor.

La raíz de malvavisco es una hierba muy usada a lo largo de la historia como tratamiento para la tos y los dolores de garganta. La hierba puede mejorar la irritación que produce la tos, debido a su alto contenido en mucílago. Se trata de una sustancia espesa y pegajosa que cubre la garganta.

Las hojas de tomillo son un potente y efectivo remedio para calmarla tos y a su vez relajar los músculos de la tráquea al tiempo que disminuye la inflamación. Hierva agua en una pequeña olla, apague el fuego y agregue el tomillo, deje reposar 5 minutos y filtre. Si lo dese puede añadir una cucharadita de miel.

El té de hierbas de llantén es realmente muy fácil de preparar. Solo tienes que hervir agua y verterla en una taza. Luego le agregas una cucharada de hojas verdes o secas, la tapas y la dejas reposar por diez minutos. La cuelas y te la tomas.

Utilizar el regaliz puede ayudar que la garganta inflamada se suavice. Se puede chupar el palo del regaliz o ponerlo a hervir por 20 minutos para posteriormente colarlo y añadirlo en un vaso junto miel y limón.

Té de pimienta y miel, la pimienta ayuda a la circulación y el flujo de flemas mientras que la miel es un alivio natural de la tos. Solo debes utilizar una cucharadita de pimienta, dos cucharadas de miel y mezclarlo todo en una taza y agregar un poco de agua hirviendo; se deberá tapar durante 15 minutos.

Vapores de hojas de eucalipto. En una olla pon agua a hervir con unas hojas de eucalipto dentro. Acerca la cara a la olla para inhalar el vapor durante unos minutos y tápate con una toalla para no dejarlo escapar.

Limón, sal y pimienta. Otro remedio exprés consiste en cortar un limón por la mitad, echarle sal y pimienta y chuparlo.