Cómo cocinar las verduras para mantener sus propiedades

Cómo cocinar las verduras para mantener sus propiedades. Es muy importante comer verduras, pero es esencial saber cocinarlas para conservar sus propiedades.

Los vegetales juegan un papel importante en la alimentación humana. La mayoría son bajos en grasa y calorías, y son saciantes y nutritivos. Proporcionan fibra dietética y son importantes fuentes de vitaminas, minerales y oligoelementos esenciales. Especialmente importantes son las vitaminas antioxidantes A, C y E. Cuando las verduras se incluyen en la dieta, hay una reducción en la incidencia de cáncer, accidentes cerebrovasculares, enfermedades cardiovasculares y otros trastornos crónicos.

El contenido nutricional varía considerablemente; algunos contienen cantidades útiles de proteínas, aunque generalmente bajas en grasas, y proporciones variables de vitaminas como la vitamina A, la vitamina K y la vitamina B6, provitaminas, minerales dietéticos y carbohidratos. Pero, ¿cómo cocinar las verduras para mantener intactas sus propiedades nutricionales?

Cómo cocinar las verduras

¿Sabías que la forma en que los cocinas hace una gran diferencia en su capacidad para retener estos nutrientes? Algunos métodos de cocción retienen los nutrientes e incluso les ayudan a entrar en el torrente sanguíneo, mientras que otros pueden destruirlos y hacerles perder casi todo lo bueno que ofrecen.

En primer lugar, es importante limitar el agua

Cuando se cocina en agua, se pierden nutrientes. ¿Es consciente del tono verde que adquiere el agua después de hervir o escaldar el brócoli? Es una señal de que las vitaminas como la C y la B se han filtrado en el agua y luego se vierten por el desagüe. Para retener estas vitaminas, cocine las verduras en la menor cantidad de agua posible durante un tiempo mínimo (a menos que esté pensando en consumir el agua, como en una sopa).

Usa un poco de grasa

Comer verduras simples al vapor puede parecer la mejor manera de hacerlo nutricionalmente, pero en realidad es mejor comer verduras con un poco de grasa. Muchos nutrientes, como el betacaroteno, la vitamina D y la vitamina K son solubles en grasa, por lo que sólo pueden ir de nuestros intestinos a nuestro torrente sanguíneo con un poco de grasa para transportarlos.

Es como un sistema de compañeros nutricionales. Así que ponga esas verduras al vapor con una sabrosa vinagreta, o saltéelas en la sartén, todos estos métodos utilizan un poco de grasa (lo que ayuda a maximizar la absorción), pero poca o ninguna agua (para minimizar la pérdida de nutrientes). También harán que sus verduras sean más sabrosas que las cocinadas al vapor, por lo que también estará motivado para comer más.

También puedes leer: Cómo lavar las frutas y verduras: remedios naturales para evitar riesgos