¿Cómo cocinas los champiñones y setas? Podrías estar destruyendo sus nutrientes

champiñones y setas

¿Qué tienen los champiñones y las setas que los hacen tan buenos para la salud? Son tantas sus propiedades que no deberías dejar de incluirlas en tu próxima comida. Eso sí, debes tener en cuenta que no todos los métodos de cocción le van bien a este alimento.

Considerados una excelente fuente de proteínas vegetales y de vitamina A, C, D y del complejo B (B1, B2, B3, B5, B6, B8 y B9), proveen un alto contenido de fibras y minerales como hierro, calcio, selenio y cobre. Y si vamos por las calorías, la Fundación Española de Nutrición los recomienda porque son libres de grasa. Cada 100 gramos de champiñones y setas aportan solo 25 kilocalorías. Hasta aquí todo bien.

El problema es que, si no los cocinas adecuadamente, puedes terminar deteriorando sus beneficios nutricionales.

¿Cómo cocinar las setas?

¿Te gusta comerlas fritas? ¿Piensas que al cocinarlas en agua sus propiedades quedarán intactas? Te asombrará saber que ambos métodos son los menos recomendados, según la ciencia.

Aunque existen muchas formas de cocinarlas, los investigadores del Centro Tecnológico de Investigación del Champiñón de la Rioja (CTICH) decidieron investigar sobre la mejor forma de preservar todos los nutrientes de los cuatro hongos más consumidos en todo el mundo.

Es así como se descubrió que el champiñón Shiitake (Lentinula edodes), el Agaricus bisporus, la seta de ostra (Pleurotus ostreatus) y la seta de cardo (Pleurotus eryngii) mantuvieron mejor su perfil nutricional al ser cocinados a la plancha durante 6 minutos y en el microondas a 1000 vatios de potencia.

Las peores formas de llevarlas al calor

Estos hallazgos fueron publicados en el International Journal of Food Sciences and Nutrition. Allí advierten que, aunque todos los medios de cocción les restan cualidades nutricionales y proteicas, hervidos o fritos en aceite de oliva son las peores formas de hacerlo.

Freírlos en aceite es la manera menos adecuada, ya que además de que pierden sus proteínas y carbohidratos, le agrega grasas. Y si son hervidos se reducen drásticamente sus cualidades antioxidantes. La única ventaja de prepararlos en agua es que se eleva el contenido de glucanos y estas sustancias protegen de las enfermedades cardiovasculares.

Por otro lado, la Fundación Española del Corazón advierte que como contienen mucha fibra, pueden complicar la digestión. Por ello, recomienda consumirlas en cantidades pequeñas y con las comidas principales.

En conclusión, a la plancha o en microondas y con unas gotitas de aceite de oliva de aderezo se obtienen los mejores beneficios de las setas, champiñones y el óleo mediterráneo. Después de saber esto, dinos ¿cómo las prepararás de ahora en adelante?

Deja un comentario