LifeStyle

Cómo colgar y colocar los cuadros en casa: aquí algunos consejos

Lo primero que debemos tener en cuenta a la hora de colocar un cuadro son las dimensiones de este y el lugar que deseas adornar.

Lo que puedes intentar es dibujar en una hoja de papel el espacio a escala de tu hogar y las dimensiones del cuadro (esto si eres una persona perfeccionista, un arquitecto u ingeniero) con el din de ver el efecto final que dará el cuadro en ese lugar.

También pueden seguir el consejo de muchos interioristas que dan a entender que lo mejor es elegir un cuadro grande con una longitud de 150 cm de base o si lo prefieres, varios cuadros pequeños y colgarlos uno al lado del otro, pero siempre respetando la armonía cromática (técnicas que se aplica a la creación de un color para lograr cierto equilibrio) que también juega un papel importante para elegir el color que es más adecuado.

El color.

El color es lo más importante si lo que buscas es una combinación ideal, ya que los muebles deben ir emparejados con los cuadros elegidos. Esto es muy importante si deseas encontrar el contraste armónico entre los muebles y los cuadros. El color es muy subjetivo, pero estaremos de acuerdo en que el azul y el marrón no serían una buena combinación.

La iluminación.

A la hora de colocar la iluminación es recomendable que se utilicen focos laterales para que los cuadros sean iluminados desde arriba y no desde el costado, esto más que todo para que no se resalten los desperfectos y para que no se generen reflejos.

El estilo.

Para combinar los diferentes tipos de marcos, como lo son los barrocos y ultramodernos, es necesario tener un poco de coherencia, tanto en la decoración y el amoblado de la habitación como la del conjunto de cuadros elegidos. Pero esto no significa que no puedan cohabitar dos tipos diferente de estilos, claro, siempre y cuando haya elementos de separación para que no se vea desordenada.

¿Cuál es la altura ideal para colgar un cuadro?

La altura recomendable para colgar un cuadro es de aproximadamente 120 cm del suelo si el marco está alineado con la parte inferior, o si desea puede colgarlo a 140 cm del suelo.

Cuadros en la pared en fila.

Si lo que desea son ubicar varios cuadros del mismo tamaño en fila, una recomendación es mantener el marco inferior como referencia a la hora de colocarlos.

Cuadro único.

Esta opción, como su nombre lo dice, es cuando hay un único cuadro. Por lo general, este suele abarcar gran parte de la pared y busca tener una mejor perspectiva para causar un gran impacto en el hogar.

Retratos.

Lo que se busca con el retrato es que las caras estén enfrentadas para crear un efecto armonioso entre los diferentes ángulos de visión y evitar, en lo más posible, que todos los sujetos miren hacia el mismo lado, ya que esto le dará un tono muy artificial y opaco a la habitación.

Dormitorios.

Por lo general, al colocar cuadros dentro de la habitación, la mayor parte de las veces es encima del cabecero de la cama, puesto que es un lugar que queda libre de objetos, pero en ningún lugar dice que no puede ubicarse un cuadro en una mesa de noche o un mueble.

Otra manera de colocarlos en la habitación es ponerlos en forma de pirámide invertida, ¿Qué quiere decir? Que los cuadros son ubicados en grupos desde los más grandes hasta los más pequeños y terminando con una sola imagen.

Salón.

Un lugar bastante bueno para un cuadro es la zona encima del sofá, que, por lo general, queda libre y puede albergar cuadros grandes teniendo en cuenta que el cuadro debe colgarse en el centro de la pared.

Comedor y la cocina.

En estos lugares los cuadros son más apreciables al estar sentados, ya que estos espacios carecen de muebles altos y pueden situarse más bajos, entre 90 y 100 cm del suelo y en los cuales la mejor opción es colocar flores, frases motivadoras y paisajes para crear un ambiente homogéneo.

Entrada.

Este espacio en ocasiones es estrecho y oscuro o, por el contrario, muy amplio. Lo que se busca al poner cuadros es tener una especie de doble función, ya sea para darle claridad a las paredes o, en segundos casos, dar movimiento.

Publicaciones relacionadas