Salud

Cómo combatir el aire en el vientre con la alimentación

El aire en el vientre puede ser llamado de varias maneras, pero al final no es más que esa sensación desagradable que nos lleva a tener una hinchazón abdominal; no es más que la presencia de aire en el colon.

La nutrición está fuertemente correlacionada con este tipo de problema, que puede ser provocado por varios factores: intolerancias alimentarias, las más comunes son el gluten y la lactosa; ingestión de cantidades excesivas de aire durante la masticación o el consumo excesivo de bebidas carbonatadas.

Combatir el aire en el vientre con los alimentos adecuados y los que deben evitarse

La nutrición desempeña un papel esencial en este problema, ya que está relacionado con el fenómeno de los alimentos no digeridos o incorrectamente expulsados, estos generan gas, que luego presiona las paredes intestinales. Este fenómeno trae como consecuencia un colon irritable, lo que a veces sugiere graves enfermedades intestinales.

Muchas veces las personas que sufren estos problemas, para sentirse más seguras, recurren a un examen llamado colonoscopia, que es molesto y doloroso, y, afortunadamente, la mayoría de las veces no revelan enfermedades graves.

La flatulencia no es más que una acumulación de aire en el estómago. Es una dolencia muy extendida y la medicina tiene abundantes remedios para combatirla. También hay alimentos que, cuando se incluyen en la dieta, ayudan a combatir el aire del estómago. Por lo tanto, veamos cuáles deben evitarse absolutamente y cuáles son muy recomendables.

Alimentos recomendados

Jengibre y ajo: ambos son excelentes remedios para eliminar el aire en el vientre, añadirlos como condimento a la comida ayudará mucho.

Yogur: para los que no tienen intolerancia a la lactosa, el yogur ayuda a combatir el aire en el vientre.

Los alimentos ricos en proteínas como las carnes blancas, el pescado magro y los huevos son buenos para asegurar los nutrientes más importantes.

Los quesos muy maduros no causan hinchazón gracias a su muy bajo contenido de lactosa y en muchos casos inexistente. Luz verde también al queso de soja y granos naturalmente libres de gluten.

Son adecuados para su dieta la espelta y especialmente la avena que, con su poder desintoxicante, facilitan el tránsito intestinal gracias al contenido de pectina y fibra soluble.

Sus guarniciones se pueden enriquecer con calabacín, zanahorias, apio, pepinos, lechuga, nabo, rábanos, berenjenas, pimientos, aceitunas y tomates.

Alimentos que debes evitar

Dulces y edulcorantes: el exceso de azúcar provoca la entrada de aire en el vientre; tened cuidado, sobre todo con el sorbitol, que se encuentra en los dulces y produce gas.

Verduras y frutas: los que quieran un abdomen plano no deben comer espinacas, brócoli, col, coliflor, alcachofas y col. Cuidado con las manzanas y los plátanos, no favorecen la expulsión.

Almidones: favorecen la producción de gas la pasta, patatas, maíz, pan y trigo. El arroz, por otro lado, es fácil de absorber.

Salvado: el salvado genera grandes masas de alimentos en el intestino que, si no son expulsados, pueden llevar a la putrefacción.

Leche: principalmente no recomendada para los que son intolerantes a la lactosa, el azúcar contenido en la leche es veneno para los que sufren de aire en el vientre.

Legumbres: no se recomienda en absoluto el uso de legumbres y su nocividad sólo se reduce si se ponen en remojo en agua durante al menos 12 horas antes de ser cocinadas.

Alimentos como la carne roja, las bebidas carbonatadas, el café, el chicle o los alimentos demasiado ricos en fibra pueden ser inflamatorios o fermentativos.

Los frijoles, las lentejas, la soja, los garbanzos y las habas deberán consumirse de forma muy limitada.

 

También puedes leer: Si dejamos de comer pan y pasta, ¿qué pasa con nuestros cuerpos?

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *