Salud

Cómo controlar la psoriasis durante el verano

El verano es una estación difícil de manejar para las personas con psoriasis, sobre todo a nivel psicológico, ya que es una enfermedad inflamatoria de la piel que provoca lesiones rojas caracterizadas por el eritema y la descamación en zonas como los codos, las rodillas, el cuero cabelludo o, en los casos más graves, extendidas por todo el cuerpo.

Con el verano, la exposición de la piel al mar y el sol, la psoriasis tiende a mejorar significativamente y las lesiones retroceden en el 80% de los pacientes. Esto sucede porque el sol aumenta la síntesis de vitamina D, lo cual tiene una acción antipsoriásica en la piel, ya que reduce la velocidad de crecimiento celular. Además, el agua salada es rica en sales minerales, alivia los síntomas de la psoriasis y la inflamación de la piel en general.

Sin embargo y pese a todos estos beneficios, hay que tener cuidado con las altas temperaturas responsables de un aumento de la sudoración, donde las bacterias, al verse en un terreno fértil en la humedad producida por nuestro propio cuerpo, pueden irritar la piel ya comprometida.

Sigue estos consejos para controlar la psoriasis en verano:

Cuidado con la depilación.

Puedes usar maquinillas de afeitar para no irritar las placas de la piel o utilizar cera caliente. Para evitar reacciones alérgicas será mejor que controles el uso de cremas depilatorias e hidratar la piel una vez se haya terminado.

Utilizar jabones hidratantes.

Para nadie es un secreto que el sol y el mar tienden a resecar la piel. Por lo tanto, es necesario secar la piel con cuidado después de cada baño y ducha y mantener la piel hidratada con productos no agresivos como jabones neutros o aceitosos naturales que suavicen las pústulas y la epidermis en general.

Evita rascarte a toda costa.

En caso de picaduras de cualquier tipo, está prohibido rascarse las lesiones para evitar que la piel se irrite más. Para aliviar el ardor y el dolor, aplica cremas y aceites específicos sobre la piel.

Utiliza ropa cómoda y ligera.

Elige prendas holgadas hechas de fibras naturales y zapatos abiertos para que la piel pueda respirar y mantenerse seca. También debes evitar el roce de cualquier cosa con la piel y que pueda aumentar la inflamación.

Evita las situaciones de estrés.

Puedes aprovechar las vacaciones para reducir las situaciones estresantes, ya que esto permite aliviar los síntomas que desencadenan la psoriasis y mejorar el bienestar de la persona afectada. También se recomienda la actividad física moderada y fortalecer el sistema inmunitario.

Aliméntate bien.

Consume alimentos que sean antiinflamatorios como las frutas y verduras de temporada, también cereales integrales, pescado, carnes blancas y las legumbres. Por otro lado, también debes comer queso, huevos, alimentos picantes, grasos y dulces con moderación, ya que pueden empeorar los síntomas. Sobre todo, te recomendamos dejar a un lado completamente el alcohol, ya que empeora fácilmente los síntomas.

Evita la exposición prolongada al sol sin usar la protección adecuada.

La exposición prolongada durante varias horas debe ser evitada, sobre todo en las horas más calurosas del día, ya que esto puede tener efectos perjudiciales. Por eso es necesario utilizar cremas protectoras adecuadas para no causar quemaduras solares que empeoren la psoriasis.