LifeStyle

Cómo controlar los celos

Cuando hablamos de celos, no podemos negar que es un tema que de forma directa o indirecta nos ha tocado a todos en algún momento. Unos atribuyen los celos a la posesividad, otros a las inseguridades y muchos otros a la naturaleza humana. Y es cierto, nadie puede negar que los celos sean producidos naturalmente por la alteración del estado emocional y que estos pueden activar el sistema nervioso, generando sensación de vómito, de falta de aire o ganas de llorar.

Pero lo más importante a la hora de enfrentarse a los celos, no es evadirlos sino entender de donde nacen para lograr eliminarlos. No podemos decir que al enfrentarnos a ellos estarán completamente fuera de nuestro entorno, pero existen formas de reducirlos para que luego no traigan consecuencias negativas.

los celos

Cuando sentimos celos, lo más común es reaccionar inmediatamente culpando al otro, creemos que si el otro no estuviera involucrado en una u otra situación, la mayoría de veces inexistentes del modo en que la imaginamos, seguiríamos felices y tranquilos. Pero no evaluamos que los celos pueden recaer en nosotros mismos.

El principal motivo de los celos no nace en la inseguridad y desconfianza que sentimos hacia el otro, sino en la que tenemos sobre nosotros mismos. Esta inseguridad lleva de fondo una baja autoestima, la cual no necesariamente se presenta en todos los momentos de la vida, por lo que no es algo que tengamos muy en cuenta. Dicha inseguridad nace cuando sentimos que somos poca cosa para nuestra pareja, como también para nosotros mismos. En cuanto más seguridad tengas hacia a ti, las personas que se acerquen a tu pareja, generarán menor peligro en tu cabeza y entenderás que si tu pareja te eligió no fue algo fortuito.

Así que nuestro primer consejo es que no esperes hasta el momento de los celos y empieces a encontrar tus cualidades, qué te hace diferente, aspira a tus sueños, quiérete, todas estás pequeñas tareas no solo las percibirá el otro, sino que te harán sentir a ti mismo que eres la mejor persona que puede estar con tu pareja. Deja de preocuparte, porque esa persona nunca pensaría en cambiarte. Y si lo hace, definitivamente necesitas a alguien que valore y te quiera mejor.

Toma nota de lo siguiente: No des por hecho que cuando tienes celos el otro lo sabe, es te ahorrará algunas cosas de las que seguramente luego te vas arrepentir.

Otra de las formas principales de evitar los celos, es evaluar la situación de modo contrario. Qué pasaría si fueras tú quien está en la situación del otro. ¿Evitarías salir con tus amigos o compañeros?¿Dejarías que ocurriera algo con otra persona que no es tu pareja?¿Coquetearías con tu compañero de oficina por whatsapp?…

Sabemos lo difícil que puede ser hablar con tu pareja de tus sentimientos y peor aún de los celos, pero no hay nada mejor que quitarse una duda y evitar que se acumule creando conflictos en el futuro. Así que no dudes en preguntarle a tu pareja si algo ocurre con esa persona que te genera desconfianza, eso sí, sé directo pero antes que nada pregúntaselo cuando ya haya pasado el momento de rabia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.