LifeStyle

Cómo descansar bien aunque se duerma poco

Hoy conoceremos un método para descansar bien incluso si se duerme poco, pero sin convertirlo en un hábito para no perjudicar la salud de nuestro cuerpo.

Dormir poco es malo para la salud. Según los expertos, para tener un sueño reparador, deberíamos dormir al menos 7 horas por noche para favorecer la recuperación y el merecido descanso del cuerpo y el cerebro.

Uno de los temas más debatidos en el campo de los sueños es el de la posibilidad de dormir bien, aunque se duerman pocas horas. El debate se centra en separar y determinar qué es lo más importante, si la calidad o la cantidad de las horas dormidas. Si, por razones de trabajo, no puedes descansar 7 horas por noche, debemos absolutamente intentar optimizar las que tenemos disponibles. Este es el método ideal para conseguirlo:

Uno de los secretos para conseguir un buen descanso sin dormir muchas horas es ir paso a paso, reduciendo el tiempo entre una noche en la que hemos dormido poco y otra en la que hemos dormido mucho. Lo explicamos mejor. La clave para un buen descanso no se encuentra en la cantidad de tiempo que se pasa entre las sábanas, sino en mantener sin apenas variación un mismo horario.

Las siestas cortas no disminuyen los efectos del sueño.

Este es un tabú que tiene mucha fuerza: tomar una siesta durante la tarde o para “descansar un poco” no elimina ni reemplaza los beneficios del sueño durante la noche. De hecho, es justo lo contrario, siempre y cuando se trate de una pausa de media hora más o menos. De hecho, nuestro cerebro tendrá la posibilidad no sólo de descansar del estrés del día, sino también de recuperarse de las pocas horas de sueño de la noche. Debido al hábito del que hablábamos antes, nuestra mente asocia el descanso general tanto a la noche como a la siesta de la tarde, con un beneficio para todo nuestro organismo.

Publicaciones relacionadas