Salud

Disminuye tus niveles de triglicéridos y colesterol con estos sencillos consejos

Los triglicéridos y el colesterol son un importante suministro de energía para el cuerpo, pero tener demasiados en la sangre puede aumentar el riesgo de desarrollar múltiples enfermedades.

Los triglicéridos son un tipo de grasa, la cual es de las más comunes que hay en el cuerpo y provienen de algunos alimentos, sobre todo de la mantequilla, los aceites y otras grasas que se consumen a diario. Los triglicéridos aumentan en nuestro cuerpo cuando hay un consumo excesivo de calorías. Si se comen alimentos con demasiada grasa o azúcares, al igual que las bebidas alcohólicas, el hígado transforma este excedente calórico en triglicéridos para poderlos almacenar en el tejido adiposo, y así usarlos como sustrato energético posteriormente.

Por otro lado, el colesterol es una sustancia cerosa muy parecida a la grasa, la cual se encuentra en todas las células de nuestro cuerpo. Si bien es cierto que el organismo necesita algo de colesterol para producir hormonas, vitamina D y sustancias que le ayuden a digerir los alimentos, el exceso de este puede ocasionar graves consecuencias para la salud. El colesterol podemos encontrarlo en alimentos de origen animal, por ejemplo las yemas de huevo, la carne y el queso.

Después de ingerir alimentos, el cuerpo convierte las calorías que no necesita usar de inmediato en triglicéridos, y las almacena en las células grasas para utilizarlas más tarde como energía. Por esta razón, no hay que excederse en la cantidad de calorías que se consumen al día, ya que las dietas altas en calorías estimulan la producción de triglicéridos en el hígado, al igual que el colesterol.

Si quieres mantener los niveles de colesterol y triglicéridos en un rango normal, puedes acudir a la naturaleza en busca de ayuda. Existe una gran cantidad de plantas que pueden ayudarnos a mantener controlados estos dos problemas, por ejemplo, el diente de ajo, la alcachofa y el olivo.

Además, otro ingrediente perfecto para regular los niveles de colesterol y triglicéridos es el arroz rojo fermentado. Este se obtiene a través de la fermentación del arroz tradicional al que se le agrega una levadura roja muy especial. Asimismo, existen plantas como la bardana, la galega y la alcachofa, las cuales tienen un efecto hipoglucemiante que ayuda a reducir los niveles de colesterol.

También se debe limitar el consumo de los alimentos ricos en colesterol. Si estás tratando de disminuir tus niveles de esta sustancia, debes consumir menos de 200 mg al día. El colesterol se encuentra en alimentos de origen animal, como en el hígado, las yemas de huevo, los camarones y los productos lácteos de leche entera.

Otra recomendación es comer mucha fibra soluble. De hecho, los alimentos ricos en fibra soluble ayudan a evitar que el tracto digestivo absorba el colesterol, entre estos encontramos la avena y el salvado de avena, las manzanas, los plátanos, las naranjas, las peras, las ciruelas, los frijoles, las lentejas, los garbanzos, los frijoles de carete y las habas.

Sin embargo, no hay que olvidar que la nutrición juega un papel muy importante, pero no hay que tomar decisiones a la ligera por nuestra cuenta, ya que siempre es mejor consultar con un médico de confianza, sobre todo cuando tenemos patologías previas y cuando los niveles son muy altos a pesar de llevar una alimentación saludable.