LifeStyle

¿Cómo dormir a un bebé que llora? Científicos afirman haber encontrado la técnica

Un equipo de científicos del Centro Kiren para la Ciencia del Cerebro, en Japón, afirmaron haber encontrado la solución que proporcionará una solución inmediata al llanto de los bebés.

Kumi Kuroda, autor del estudio, afirma: «A pesar de que parezca algo absurdo, esta situación es muy importante, principalmente para los padres primerizos, ya que al ver al niño llorar, puede conducir al estrés de los progenitores y, en menor medida, al abuso».

Por lo general, muchos padres, al verse envueltos en esta situación, optan por poner a sus bebés directamente en la cuna después de mecerlos en el acto, sin embargo, el equipo del profesor Kuroda recomienda caminar durante cinco minutos con el niño que llora y luego sentarse durante otros cinco u ocho minutos, todavía con el niño en brazos, antes de volver a dejarlo en la cuna.

Para poder llegar a esta conclusión, los expertos llevaron a cabo un estudio en el que se examinaba el comportamiento de una veintena de bebés llevados por sus madres, aunque también se cree que debería tener los mismos efectos si se tratara de los padres.

El científico explica que cuando se camina con el bebé en los brazos, se activa la «respuesta de transporte» del niño, una respuesta innata que se puede observar en muchos mamíferos que anidan, es decir, aquellos cuyas crías son inmaduras e incapaces de valerse por sí mismas, por ejemplo, los ratones, los perros, los monos y los humanos. Cuando estos animales recogen a sus crías y empiezan a caminar, la cría tiende a volverse dócil y se reduce su ritmo cardíaco. Este descubrimiento replantea una serie de ideas ya concebidas, como la de que hay que dejar llorar al niño.

Sin embargo, que el simple hecho de mecer a un niño mientras camina lo calme (de hecho, todos los bebés del estudio dejaron de llorar y casi la mitad de ellos se durmieron en brazos de su madre), colocarlos directamente en la cama hizo que un tercio de los bebés volviera a llorar en 20 segundos.

La relación con el ritmo cardíaco.

Los expertos explican que cuando los bebés son cargados en brazos, ajustan automáticamente su ritmo cardíaco al de los padres que los acunan. Pero el cambio en el ritmo cardíaco en el momento en que su cuerpo se separa de su madre puede despertarlos casi al instante. Por lo tanto, el equipo del profesor Kuroda recomienda a los padres que se sienten durante cinco minutos antes de colocarlos en la cuna.

Kumi Kuroda afirma: «Como madre de cuatro hijos, me sorprendió mucho ver el resultado. Pensaba que los bebés se despertaban o no dependiendo de cómo se les colocara en la cuna. Pero nuestra experiencia demuestra que no está relacionado con la delicadeza del gesto de los padres o la posición del bebé. Escuchamos intuitivamente los consejos de otras personas sobre la crianza de los hijos sin probar los métodos científicos. Sin embargo, es importante que la ciencia comprenda los comportamientos de los bebés, porque son mucho más complejos de lo que pensábamos», concluye el autor del estudio.

Los padres tienen total libertad de probar este nuevo método japonés que, si no funciona, tendrá al menos el mérito de conseguir que hagan alguna actividad física diariamente.

Síguenos en Google Noticias