LifeStyle

¿Cómo elegir un colchón de calidad?

¿Cómo elegir un colchón de calidad? Antes de comprarlo hay que probarlo como se prueba un par de zapatos. El riesgo es comprar un producto que no es adecuado para su cuerpo.

¿Cómo elegir un colchón de calidad? De hecho, no es fácil, especialmente si usted no está en la industria, hacer una elección con conocimiento de causa. Hay algunos consejos que debe seguir, independientemente del proveedor que elija. Nunca olvide que el colchón debe satisfacer las necesidades físicas de quienes lo utilizan, porque tendremos que dormir sobre él durante muchas horas, muchas noches y muchos años, con el objetivo de recuperar siempre la energía necesaria para afrontar cada día con determinación y entusiasmo.

¿Cómo elegir un colchón de calidad?

Todos los expertos te invitan a probar el colchón como si te probaras un par de zapatos. Para hacer una buena elección es bueno ir a una tienda cualificada, preferiblemente equipada con un área de pruebas dedicada a los sistemas para dormir. Si la prueba del colchón no le convence, debe cambiar a otro artículo, otros materiales y otros métodos de embalaje. Tal vez el precio también cambie, pero el colchón es un compañero de vida inseparable destinado a convertirse en un elemento fundamental para su propietario. Así que, si necesitas gastar un poco más, es una buena idea hacerlo sin remordimientos.

Verificar los acabados

Una vez comprobado y aprobado el confort de un colchón, antes de concluir definitivamente la compra, es aconsejable comprobar que los acabados son los adecuados, que el tejido de cobertura es resistente al desgaste y permite la transpiración. El proveedor con el que se ponga en contacto también debe proporcionar la hoja de producto que contiene información sobre métodos de construcción, materiales, uso, mantenimiento, etc.

¿Qué hay del precio?

Es un elemento que debe tenerse en cuenta con gran atención. Un producto que es demasiado barato, con el tiempo puede no estar a la altura de las expectativas. Uno que es demasiado caro no tiene que ser necesariamente de la misma calidad que la cantidad pagada. El asesoramiento de expertos protegerá al cliente de las malas sorpresas.

Aseguramiento de la calidad

El colchón debe haber sido fabricado por una empresa especializada. Por supuesto, debe tener una garantía normal y debe ir acompañada de un certificado de garantía apropiado.

¿La industria está golpeando a los artesanos? Hay productos que salen mejor si se fabrican de acuerdo a procesos industriales. Este es el caso de los colchones. Si compra un producto fabricado en una empresa que ha estado activa en el mercado durante años, puede estar seguro de que el producto ha sido desarrollado por un centro de investigación y desarrollo.

Evitar los colchones demasiado rígidos

Contrariamente a lo que se pensaba hace unos años, los colchones demasiado rígidos están contraindicados para aquellos que sufren de dolor de espalda y problemas de cuello. Es mejor utilizar un colchón que no sea ni demasiado rígido ni demasiado blando y que permita a la espalda mantener sus curvas naturales. Un buen colchón debe ceder donde se necesita, pero al mismo tiempo también apoyar el cuerpo.

La espuma de memoria

Recientemente, entre los más vendidos hay colchones de espuma viscoelástica. Es un material que alivia la presión sobre el cuerpo y sobre las bandas musculares haciéndolo más cómodo para descansar. Es termosensible, se ablanda más en los lugares donde el cuerpo transmite más calor, y es de muy baja elasticidad. Por esta razón, después de comprimirlo, vuelve lentamente a su forma original.

También puedes leer: Cuidado! Esta es la peor postura para dormir

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.