LifeStyle

¿Cómo elegir el primer juguete sexual?

Cuando elijas tu primer juguete sexual, es importante preguntarte: ¿qué parte de tu cuerpo quieres estimular y/o explorar? Existen juguetes para todas las áreas erógenas de tu cuerpo, por lo que necesitarás determinar cuál es la zona que quieres priorizar.

Una vez que hayas identificado la zona que quieres estimular, tendrás que decidir qué tipo de estimulación buscas. Si nunca has probado un juguete antes, puede ser más difícil tomar una decisión en este aspecto.

Elegir un nuevo juguete es como probar una nueva receta con nuevos ingredientes. Necesitas probar para saber si te gusta, y es realmente experimentando con diferentes estimulaciones que eventualmente podrás determinar cuál es tu favorita.

Presupuesto

Existen diferentes rangos de juguetes sexuales, por lo que necesitarás establecer un presupuesto. Algunas personas prefieren elegir juguetes menos costosos para probar las diferentes opciones de estimulación disponibles. Luego, estas personas deciden invertir más en juguetes sexuales de mejor calidad de acuerdo a sus preferencias.

Otras personas prefieren invertir desde el principio en un juguete de calidad y con buena reputación. Es importante que decidas qué estrategia quieres seguir y cuánto estás dispuesto a invertir.

Hablando con tu pareja

Puede ser delicado hablar con tu pareja sobre la inclusión de juguetes sexuales si nunca antes se ha planteado el tema. Por lo tanto, te sugerimos que primero tengas una conversación con él o ella al respecto. Si sientes alguna reticencia por parte de tu pareja, puedes prepararle una noche especial donde elijas cuidadosamente los juguetes para su satisfacción.

Es importante asegurar a tu pareja que no deseas incluir juguetes por insatisfacción o falta, sino por curiosidad y el deseo de compartir algo nuevo juntos.

¿Puedes volverte adicto a los juguetes sexuales?

El placer femenino siempre ha estado en el centro de numerosos debates y dado el gran papel que están teniendo los juguetes sexuales en el mundo de la sexualidad, estos se han convertido inevitablemente en protagonistas de análisis y reflexiones. Uno que llama más la atención es sin duda el relacionado con la dependencia de estos tan populares estimuladores del placer.

No se puede ser adicto a los juguetes sexuales y por un motivo muy concreto. Es prácticamente imposible hacer un mal uso de los juguetes sexuales o abusar de ellos, y dado que el mal uso y el abuso son las causas de cualquier tipo de adicción, está claro cómo la adicción a los juguetes sexuales no puede existir.

Algunas personas pueden encontrarse en la situación de experimentar placer casi exclusivamente a través de la estimulación de su aparato sexual favorito o de alcanzar el orgasmo únicamente con la ayuda de un juguete, pero esto no tiene nada que ver con la adicción. Un juguete sexual sólo puede mejorar la calidad de la estimulación sexual aportando grandes beneficios psicofísicos y si se utiliza en pareja, puede ayudar a experimentar fantasías juntos de ambos, mejorando mucho los momentos bajo las sábanas.

Los juguetes sexuales no reemplazan a las personas

Algunos debates sobre el tema del placer femenino se centran en el hecho de que el uso de juguetes sexuales puede comprometer las relaciones de pareja e incluso sustituir a las personas. Pero un juguete sexual no habla, no abraza, no te mira a los ojos y no toma la iniciativa. Es simplemente una gran manera de alcanzar el orgasmo, entender lo que nos gusta y aprender más sobre nuestro cuerpo y nuestras fantasías.

Los Los juguetes sexuales no sustituyen en absoluto a las personas, al contrario, como hemos visto, son excelentes herramientas para conocer el propio cuerpo. mejor, dedicándose un momento único para ellas, relajándose y jugando con fantasías eróticas, también mejoran la vida de pareja haciendo que las mujeres sean más conscientes y seguras de quién son y lo que quieren.

Los juguetes sexuales son excelentes para diversificar las sensaciones y añadir un poco de chispa a nuestras relaciones sexuales. Además, muchas mujeres informan haber alcanzado el orgasmo por primera vez gracias a los juguetes, por lo que no hay razón para privarse de ellos.

Finalmente, no dudes en visitar una tienda erótica y pedir consejo. Las personas que trabajan allí están capacitadas para asesorarte y guiarte hacia… ¡el séptimo cielo!

5/5 - (1 voto) ¿Le resultó útil este artículo?
Lee también:
Veronica Pereira