Cómo eliminar el arsénico del arroz antes de cocinarlo

La forma cotidiana en la que se prepara el arroz no permite eliminar el arsénico de su contenido. Hoy veremos qué es lo que se puede hacer para retirar cualquier residuo de este importante alimento.

El arroz es uno de los alimentos más consumidos en todo el mundo y se cultiva mayormente en Asia. Se trata de un alimento que necesita mucha agua para crecer, ya que sus raíces solo crecen debajo del líquido, pero si esta agua ha sido contaminada con metales pesados como el arsénico, también va a contaminar al grano de arroz y nuestro organismo. El arsénico es un veneno que no es nocivo en pequeñas dosis, pero si se consume diariamente podría traer graves repercusiones en la salud.

Afortunadamente, hay un método de cocción que puede eliminar el arsénico del arroz y cualquier riesgo para la salud.

El arroz puede ser preparado de muchas formas y acompañar muchas recetas, su versatilidad y sabor lo hacen un alimento muy popular en todo el mundo. Lamentablemente, muy pocas personas creen que el arroz podría contener restos de arsénico o contaminantes. La OMS ha confirmado que el arsénico es una sustancia que se encuentra en altas dosis en algunas aguas subterráneas de los países asiáticos, donde debido a la acumulación de arsénico resultante, la población sufre graves consecuencias en su salud, desde lesiones en la piel e incluso hiperqueratosis. Por esto, es importante dedicar minutos a limpiar el arroz bien antes de cocinarlo.

El mejor consejo es lavar cuidadosamente el arroz antes de cocinarlo y agregar abundante agua durante la cocción, en proporción 6 vasos de agua por 1 vaso de arroz, lo cual permitiría eliminar hasta el 60% del arsénico, comparado con solo el 10% que puede ser eliminado si no se lava previamente.

NO TE LO PIERDAS!
Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias AURANA

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Aurana

Invalid email address
Puede darse de baja en cualquier momento.

Según varios expertos, hay otra forma de eliminar el arsénico de una manera más efectiva: una lixiviación. Este método consiste en lavar el arroz con una fuente de agua continua que debe pasar a través de los granos de arroz y limpiarlos a fondo. Para obtener estos resultados, los científicos cocinaron el arroz usando una cafetera modificada para realizar la prueba y una máquina con un flujo de vapor de agua por condensación.

Al cocinar el arroz en la cafetera, se eliminó el 49% del arsénico presente en el arroz. Ciertamente el resultado fue decepcionante en comparación con el otro método, que permitía eliminar hasta el 69% del arsénico presente en los granos. Ahora se está buscando desarrollar una olla de arroz que pueda eliminar completamente el arsénico, y dicen que hasta el momento se tienen muchas expectativas sobre los resultados.

En conclusión, si no puedes usar el método de percolación, basta con lavar el arroz al menos 2 veces antes de cocinarlo con regularidad y usar al menos 6 vasos de agua por cada vaso de arroz para eliminar el arsénico restante presente en el arroz.