Cómo eliminar el sarro de los dientes de forma natural: aquí están los remedios

He aquí algunos remedios para eliminar el sarro de los dientes de forma natural, es decir, la placa bacteriana que se acumula en el esmalte.

El sarro en los dientes es un trastorno molesto que afecta a muchas personas. Causado por los malos hábitos alimenticios y la mala higiene oral, no es más que la formación de placa bacteriana en el esmalte de los dientes.

Aparte de una razón estética, el sarro en los dientes es también una fuente de problemas en las encías como la inflamación y la gingivitis. A largo plazo, las encías pueden encogerse e incluso hacer que los dientes se caigan.

En resumen, una perturbación que no debe subestimarse y que es bueno mantener bajo control incluso con remedios naturales. De hecho, al ablandarlo será más fácil de quitar para un dentista. Descubramos algunos remedios naturales para eliminar el sarro de los dientes.

Aquí están los remedios naturales para eliminar el sarro de los dientes

No poder sonreír naturalmente puede ser muy incómodo para muchos de nosotros. Y una de las principales causas de este tipo de problemas es el sarro en los dientes.

Una formación bacteriana, llamada placa, que se calcifica en el esmalte y se endurece, tendiendo a veces a un color amarillento pardusco.

Además de ser anti-estético, el sarro en los dientes también provoca problemas de salud como la gingivitis y otros trastornos dentales. En resumen, es bueno no subestimarlo prestando atención a la higiene bucal y a los hábitos alimenticios.

Sin embargo, si usted sufre de este trastorno, hay varios remedios naturales para eliminar el sarro de sus dientes. Averigüemos cuáles.

  1. Cáscaras de naranja

Cuando comemos una naranja, sólo tomamos una cáscara y la frotamos en los dientes por unos minutos. Realizando esta práctica de manera constante, los ácidos contenidos en la cáscara atacarán la placa y la eliminarán.

  1. Jugo de limón

Otro cítrico puede venir a nuestro rescate. En este caso podemos mojar nuestro cepillo de dientes en el jugo de un limón exprimido frotando suavemente los dientes. Luego nos enjuagamos con agua corriente. La precaución es no abusar de este método porque los ácidos contenidos en el jugo de limón así como la placa podrían atacar el esmalte a largo plazo.

  1. Agua oxigenada o peróxido de hidrógeno

Con sus propiedades antimicrobianas es un excelente remedio contra el sarro, también útil para blanquear los dientes. El consejo, sin embargo, es no usarlo más de dos veces al mes. Sólo pon unas gotas en el cepillo de dientes y cepíllate los dientes, luego enjuaga tu boca a fondo.

  1. Semillas de sésamo

Son removedores de manchas naturales muy efectivos. Sólo pon una cucharada de ellos en tu boca y mastica sin tragar. Una vez que hayas creado una pasta en tu boca tendrás que frotarla con un cepillo de dientes. Luego enjuague con agua. La operación debe repetirse un par de veces a la semana.

  1. Sanguinaria

Además de estar en el mercado varias pastas dentales basadas en el extracto de esta planta, podemos crear un enjuague bucal. Sólo hay que añadir 3-4 gotas de extracto en una taza de agua y enjuagar unas cuantas veces.

  1. Los clavos de olor

Los aceites que contiene los clavos de olor son antibacterianos y antimicóticos. Para evitar la formación de placa, sólo hay que poner algunas en una taza de agua hirviendo y dejarlas en infusión durante 20 minutos. Luego enjuágalos 2 o 3 veces al día.

  1. Frutas y vegetales crudos

El apio, las zanahorias y las manzanas ayudan a limpiar los dientes y aportan muchos otros beneficios a nuestro cuerpo.

También puedes leer: Esteatosis hepática: ¿Por qué el hígado acumula grasa y qué hacer al respecto?