Salud

Cómo ensanchar zapatos nuevos o demasiado pequeños

Con estos trucos y consejos, podrás ensanchar tus zapatos nuevos o demasiado pequeños y disfrutar de la comodidad que te mereces. ¡No dejes que los zapatos estrechos te impidan lucir tus mejores looks!

Encontrar el par perfecto de zapatos puede ser todo un desafío y a veces, a pesar de nuestras mejores intenciones, terminamos comprando zapatos que resultan ser demasiado estrechos o incómodos. Pero no te preocupes, existen varios métodos efectivos para ensanchar los zapatos y hacer que sean más cómodos de usar.

Ensanchar zapatos nuevos

Cuando compras zapatos nuevos, es común que sean más estrechos y rígidos, especialmente si están hechos de materiales resistentes. Un truco efectivo es usar los zapatos en casa durante aproximadamente una hora al día durante una semana. Esto ayudará a que los zapatos se ensanchen al adaptarse a la forma de tu pie. También puedes usar calcetines gruesos para que los zapatos cedan más fácilmente. Después de usar los zapatos, puedes colocar calcetines enrollados dentro de ellos para que mantengan la forma lograda con esfuerzo. Es importante resaltar que estos métodos son efectivos para zapatos que son estrechos debido a que el material aún no se ha cedido, no para aquellos que son varios números más pequeños de lo debido. Si buscas formas de alargar los zapatos en un número, debes saber que es prácticamente imposible.

Remedios caseros

A veces, los trucos de nuestras abuelas también pueden servir cuando se trata de ensanchar zapatos en casa sin gastar mucho dinero. Sin embargo, es importante tener en cuenta que no todos estos remedios funcionan para todo tipo de zapatos. Siempre debes considerar el material del calzado para evitar dañarlo. Por ejemplo, no se puede tratar los zapatos de gamuza y los zapatos deportivos de la misma manera, ya que los primeros son mucho más delicados y podrían dañarse permanentemente. Además, evita el uso de agua en zapatos de gamuza y ten en cuenta que este material cede con el tiempo. En cuanto a los zapatos de cuero, ten cuidado con los métodos que involucran el uso de fuentes de calor, ya que esto podría opacar y endurecer el cuero. Dicho esto, veamos los métodos más fáciles y rápidos para ensanchar zapatos en casa sin gastar mucho dinero ni visitar al zapatero.

Cómo ensanchar zapatos en casa

Si estás buscando una solución económica y casera para ensanchar tus zapatos, busca en tu despensa. Seguramente encontrarás una patata: pela la patata y envuélvela en un paño, luego colócala en el zapato que te aprieta. Deja que repose durante toda la noche y prueba los zapatos por la mañana. ¡La magia habrá ocurrido! Alternativamente, puedes probar con hojas de periódico, humedeciéndolas con agua fría y arrugándolas antes de colocarlas en los zapatos.

Ensanchar zapatos de cuero y gamuza

Si deseas ensanchar zapatos de cuero o gamuza, puedes utilizar un secador de pelo. ¿Cómo ensanchar los zapatos con el secador? Calienta un poco la superficie del calzado y, cuando esté suave debido al calor, ponte los zapatos y mantenlos puestos por un tiempo para que adquieran la forma correcta.

Ensanchar zapatos deportivos

Para los zapatos deportivos, puedes utilizar agua o hielo. Llena dos bolsas herméticas para alimentos con agua y colócalas dentro del zapato. Asegúrate de que las bolsas se ajusten bien al calzado y, una vez satisfecho, coloca los zapatos en otra bolsa de plástico y déjalos en el congelador durante algunas horas (preferiblemente toda la noche). El hielo, al expandirse, hará que el zapato se ensanche pasivamente. Después del tiempo establecido, descongela los zapatos antes de quitar las bolsas y de usarlos, y asegúrate de que se sequen completamente al aire. No utilices este método en zapatos de gamuza, ya que podrían mancharse fácilmente.

Ensanchar botas y botines ajustados

Para ensanchar botas y botines, el grano y la avena serán tus aliados. Toma semillas de grano o avena y sumérgelas en una bolsa llena de agua, luego colócalas en la bota de la misma manera que lo hiciste con los zapatos deportivos. El grano y la avena aumentarán de volumen, ensanchando la bota. Deja todo así durante una noche para obtener una bota cómoda de usar de inmediato.

Ensanchar zapatos con alcohol

Ayudarse con alcohol es un método rápido y efectivo para ensanchar los zapatos. Llena una botella con una parte de agua y una parte de alcohol, luego rocía la solución obtenida en las partes que deseas ensanchar del zapato. Úsalo mientras aún esté húmedo (ten en cuenta que se evapora rápidamente) y listo. ¡Este método es perfecto para un último retoque!

Recuerda que es importante tener en cuenta el material del zapato antes de usar cualquier método para ensancharlo y que estos métodos pueden no funcionar en todos los casos. Siempre realiza pruebas en un área pequeña y discreta del zapato antes de aplicar cualquier técnica de ensanchamiento. Además, es fundamental tener paciencia y permitir que los zapatos se adapten naturalmente con el tiempo.

¿Le resultó útil este artículo?
Lee también:
Veronica Pereira