Cómo limpiar la puerta de cristal del horno con solo 2 ingredientes

Es un hecho, limpiar el horno y dejarlo como si acabara de llegar de la tienda es todo un reto. Con el tiempo, la grasa y restos de comida pegados se llegan a incrustar tanto que, limpiarlo es entretenido y laborioso.

Aunque limpiarlo parezca fácil, no siempre es así, sobre todo cuando tenemos que limpiar la parte de cristal de la puerta. De hecho, se ensucia con mucha facilidad y limpiarlo a veces se convierte en una labor verdaderamente complicada.

Hoy en día podemos encontrar muchos productos en el mercado que pueden ayudarnos a limpiar por completo el horno y cada una de sus partes y, por ende, también el cristal. No obstante, pueden ser bastante costosos y son hechos a base de componentes químicos que pueden ser tan perjudiciales como útiles.

Hoy te damos a conocer un método totalmente ecológico y sobre todo económico con el que podrás limpiar e higienizar completamente el cristal del horno de tu cocina.

Todo lo que necesitas es lo siguiente:

  • Agua
  • Bicarbonato de sodio

Como te darás cuenta, son dos productos que nunca faltan en casa.

Para que el vidrio del horno quede completamente limpio, sigue estos sencillos pasos:

  • Agarra un recipiente
  • Coloca agua y vierte unas cucharadas de bicarbonato de sodio
  • Mezcla todo muy bien hasta conseguir una pasta de consistencia pastosa. Si observa que aún se encuentra demasiado líquida, agregue más bicarbonato de sodio.
  • Coge una simple esponja de cocina y utilízala para poder pasar la mezcla sobre toda la superficie del vidrio.
  • Deje actuar este compuesto durante algunos minutos, para poder destruir todos los residuos.
  • Luego llena un recipiente con agua caliente y úsala para enjuagar todo, desengrasando completamente la superficie.

Esta corta limpieza acompañada de unos ingredientes realmente muy económicos, es suficiente para conseguir una excelente limpieza que garantizará higiene, frescura y mantendrá el horno en muy buen estado.