Cómo limpiar y esterilizar un frasco de vidrio

Hoy veremos cómo limpiar los frascos de vidrio y dejarlos sin rastro alguno de esta sustancia. Los frascos siempre son útiles, ya que permiten mantener el orden en la despensa almacenando comida y otros elementos necesarios como utensilios de cocina. Los frascos de vidrio o plástico son útiles y duraderos, basta con cuidarlos y desinfectarlos frecuentemente.

Para ello, se pueden usar algunos remedios naturales que eliminen esas manchas de grasa para luego poder lavarlos a mano o en el lavavajillas.

Cómo limpiar tarros de grasa usando remedios naturales.

Existen varios remedios naturales útiles para eliminar la grasa u otras manchas de las latas o botellas de vidrio. La mancha de grasa es causada por un ingrediente específico, otras veces por el estancamiento o algo que ha salido mal mientras se almacenaba. Debes saber que no existe una fórmula mágica que funcione para limpiar todo tipo de manchas, sino una combinación de remedios que pueden eliminar cada mancha presente.

  1. Toma el frasco y agrega unas cucharadas de harina, deja que se pegue a las paredes y agita bien el frasco durante unos segundos. Déjelo reposar por unos 15 minutos y lava bien el frasco usando una esponja.
  2. Mezcla vinagre y bicarbonato de sodio: Coloca dos cucharadas de bicarbonato de sodio en el tarro con un poco de agua, luego agrega 3 cucharadas de vinagre y revuelve la mezcla, déjalo actuar durante unos 20 minutos.
  3. La sal gruesa también es útil para eliminar manchas y es de las mejores soluciones para los casos de estancamiento, porque puede eliminar los malos olores eficazmente. Solo coloca sal gruesa y agua en el frasco, ciérralo y déjalo actuar por 15 minutos.

Una vez que el frasco haya pasado por estos 3 trucos naturales, se recomienda lavar el frasco con agua caliente y jabón para los platos. También puedes poner el frasco en el lavavajillas y hacer un ciclo de lavado.

Cómo prevenir la aparición de manchas de grasa.

Lo más importante a tener en cuenta es que hay que evitar el estancamiento de alimentos o líquidos, no dejar residuos durante mucho tiempo o guardar los frascos que no han sido limpiados correctamente en el lavavajillas. Lo mejor es lavarlos lo más pronto posible y asegúrate de que estén perfectamente limpios y secos.

Si vas a usar frascos de vidrios y quieres mantenerlos limpios y listos para usarlas en cualquier momento, te recomendamos desinfectarlas cada 3 o 6 meses.