Salud

¿Cómo mantener tus riñones sanos? Te contamos como protegerlos

¿Cómo mantener tus riñones sanos? Los riñones son sin duda los órganos más delicados: en más de dos millones de adultos españoles desafortunadamente no funcionan bien. Por lo tanto, es necesario intervenir rápidamente e intentar protegerlos y evitar que se conviertan en problemas desagradables.

Ellos hacen su trabajo en silencio, pero nosotros deberíamos estar más preocupados por ello: ¿cómo los protegemos y cuidamos?

Para proteger su salud, es importante tener un estilo de vida saludable, una dieta correcta y una alimentación baja en sal desde la infancia. Sobre todo, no debemos exagerar con el alcohol, porque el exceso de bebidas alcohólicas es un factor de riesgo para la insuficiencia renal crónica en la que no piensan mucho pero que es realmente perjudicial.

El alcohol puede comprometer la función de los riñones, que ya no pueden regular la cantidad de líquidos y electrolitos en el cuerpo e inclinar el equilibrio hormonal que controla la presión arterial. Para entender si algo anda mal, un análisis de orina es suficiente para medir la cantidad de una proteína, la albúmina: si el riñón ya no funciona bien, la malla se ensancha y en la orina hay sustancias que suelen retenerse, como por ejemplo nuestras proteínas.

Qué no comer para evitar dañarlos

Algunos elementos tienden a sobrecargar los riñones, dañando su funcionalidad. He aquí algunos de ellos:

  • Sodio, contenido principalmente en la sal. Los riñones dañados no pueden filtrar el exceso de sodio. Los expertos aconsejan no superar los 5 gramos de sal al día.
  • Potasio, las personas con enfermedad renal deben limitar su consumo.
  • El fósforo, los riñones dañados no pueden eliminar cantidades excesivas de fósforo.

Algunos alimentos son ricos en fósforo y, por lo tanto, deben ser limitados: productos lácteos, carne roja, pescado, legumbres y muchos tipos de trigo y cereales.

Riñones sanos: alimentos que ayudan a mantenerlos en forma

Las cebollas ayudan a eliminar el ácido úrico

Las cebollas son un gran alimento para los riñones sanos. Promueve la eliminación del ácido úrico y tiene un poderoso efecto antibacteriano. Aquellos con problemas renales deben limitar su consumo de sal. Las cebollas pueden ayudar a hacer los platos más sabrosos sin dañar los órganos. Las cebollas son también una excelente fuente de magnesio, vitamina C y vitamina B6.

El aceite de oliva es una fuente de grasas buenas

El aceite de oliva siempre debe ser preferido a otros tipos de condimentos. Contiene grasas «buenas» que favorecen la sustitución del colesterol malo. No contiene fósforo, por lo que se recomienda para aquellos que sufren de problemas renales.

Las manzanas tienen un efecto antiinflamatorio

Las manzanas protegen el cuerpo de muchas maneras. Reducen el riesgo de enfermedades cardiovasculares, previenen el estreñimiento y reducen el colesterol. También tienen un poderoso efecto antiinflamatorio y proporcionan una ingesta significativa de fibra.

Los arándanos purifican los riñones

Los arándanos tienen un importante efecto purificador y desintoxicante en los riñones. Los protegen de infecciones y contienen antioxidantes que reducen el riesgo de enfermedades cardiovasculares. Los arándanos también reducen el riesgo de deterioro cognitivo y diabetes.

También puedes leer: Levanta las piernas todos los días durante 20 minutos y descubrirás los beneficios

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *