Cocina y recetas

¿Se puede mantener una buena salud sin comer carne?

Siempre hemos sabido que la carne es un alimento esencial en la nutrición humana, gracias a su alta fuente de energía y proteínas.

El Dr. Gastón Torrescano Urrutia, investigador de la CIAD (Coordinación de Tecnología de Alimentos de Origen Animal) en México, explica que la carne contiene un promedio de 20 y 22% de proteínas, mientras que el contenido de grasa es entre 3 y 30% aproximadamente. Además, la carne también es rica en vitaminas como tiamina, niacina, riboflavina, vitaminas B6 y B12, y minerales como hierro, magnesio y zinc.

El investigador dice que las proteínas son vitales en nuestra dieta y, aunque las proteínas del huevo como las de la leche siempre han sido las dos alternativas principales más comunes, la carne también nos ha proporcionado las cantidades necesarias.

Pero ¿es posible vivir sin comer carne?

El Dr. Torrescano aclara que en las dietas vegetarianas la calidad de las proteínas está predominada por la falta de lisina, un aminoácido primordial que se encuentra en cantidades mínimas en todas las legumbres y cereales.

Además, el consumo de proteínas produce un mayor grado de saciedad que los carbohidratos y las grasas, de modo que las dietas a base de proteínas llevan a una reducción en la ingesta de alimentos, de manera que comer carne magra puede ayudar a reducir la diabetes y la obesidad. Desde luego, se aconseja variar el consumo de alimentos y, por consiguiente, ingerir proteínas de diversas fuentes.

Las proteínas de origen animal son muy digeribles. El pescado tiene un alto contenido de proteínas, puesto que se considera proteína pura, asimismo los lípidos del pescado contienen niveles altos de ácidos eicosapentaenoico y docosahexaenoico, dos ácidos poliinsaturados que se relacionan con la reducción de los niveles de colesterol en la sangre.

Por tanto, la Organización Mundial de la Salud (OMS), recomienda el consumo de carne roja al menos una vez a la semana, con una ingesta máxima de 500 gramos por semana.

Una de las mayores creencias que se han presentado en el consumo de la carne es que contiene ácido úrico, el cual se produce durante el metabolismo de las purinas, pero esto es algo totalmente falso. Por años, también se ha relacionado al pescado con la presencia de mercurio, pero la OMS indica que, este se encuentra más que todo es en crustáceos y atún, por lo que es conveniente no exceder el consumo de este tipo de pescado.

Para finalizar, es importante destacar que las proteínas de origen animal son uno de los macronutrientes fundamentales en nuestra dieta diaria, por lo que es muy significativo consumirlos, pero con mucha prudencia, alimentándonos de manera saludable y variada, incorporando siempre verduras, frutas y fibra.

Publicaciones relacionadas