Belleza

Perder peso con bicarbonato de sodio y limón

Beber agua caliente con bicarbonato de sodio y limón hace perder peso: una cucharada de bicarbonato de sodio disuelto en agua caliente con el agregado del jugo de medio limón es capaz de ayudar a los músculos a utilizar una mayor cantidad de grasas al caminar o hacer actividad física, y es un procedimiento también utilizado en diferentes dietas de adelgazamiento, sobre todo la de Dukan.

El hecho de que el bicarbonato de sodio promueva el tránsito y la regularidad intestinal significa que el intestino no retiene por mucho tiempo y asimila en su interior todas las sustancias responsables de la acumulación de peso no deseado.

Bicarbonato y limón como ayuda digestiva

Tal vez el uso más conocido del bicarbonato y el limón esté relacionado con su efecto positivo sobre el estómago y el hígado: estas dos sustancias son, de hecho, capaces de mejorar la digestión fomentando la eliminación de los gases acumulados durante las comidas, especialmente si son abundantes.

Para hacer una buena bebida digestiva con bicarbonato y limón, mezclar una cucharadita de bicarbonato y un poco de jugo de limón en un vaso de agua a temperatura ambiente, y beber la solución de una sola vez.

Añadir una pizca de azúcar le ayudará a combatir cualquier ardor o acidez de estómago causada por una comida particularmente rica. Aumentando la dosis de bicarbonato en su lugar obtendrá un efecto laxante en caso de estreñimiento.

Como supuesta cura para el cáncer

Entre las muchas teorías que se pueden encontrar en la web sobre las alternativas a la quimioterapia y la radioterapia para curar el cáncer, algunos han especulado que el bicarbonato de sodio y el limón pueden ser una cura eficaz, pero que nadie lo ha revelado nunca debido a cuestiones económicas.

Una solución de medio litro de agua, el jugo de tres limones y una cucharadita de bicarbonato de sodio para tomar con el estómago vacío y lejos de las comidas dos veces al día sería útil para curar el cáncer. Obviamente, los detractores están desatados, también porque dar por seguro tales noticias podría dar lugar a una peligrosa emulación por parte de las personas con cáncer y que necesitan, por el contrario, los tratamientos «clásicos» para derrotar una enfermedad tan grave.

Digamos que tanto el bicarbonato de sodio como el limón son sustancias con un alto poder alcalinizante, cuya ingestión puede afectar positivamente al bienestar del cuerpo actuando como desintoxicante de órganos importantes como el estómago, el hígado y el intestino, y que tener un cuerpo que funciona bien desde el interior ayuda a prevenir la posible aparición de enfermedades graves, pero hablar del bicarbonato de sodio y el limón como una cura para el cáncer es una noticia que no debe hacerse pasar por cierta.

También puedes leer: 5 signos de cáncer de colon que debes dejar de ignorar

Publicaciones relacionadas