Salud

Cómo perder peso en una semana: menús y entrenamiento

Perder peso y volver a estar en forma en una semana no es una utopía, siempre y cuando tenga expectativas realistas y esté armado con perseverancia y un espíritu de sacrificio. Significa tener la esperanza de perder uno o dos kilos a lo sumo, mientras sigue teniendo éxito en eliminar el exceso de líquidos y se siente mucho más delgado y desinflado. La estrategia efectiva para perder peso en siete días se basa en la unión entre una dieta baja en calorías y el ejercicio físico, que es esencial para asegurar que la masa grasa se vea afectada, al tiempo que protege los músculos y la masa magra.

Reglas básicas

Hay seis reglas generales a seguir para lograr un resultado satisfactorio:

  • beber al menos dos litros de agua al día, entre las comidas;
  • no se salte las comidas, pero respete los horarios establecidos, evite sentarse a la mesa con demasiada hambre;
  • consumir al menos cinco porciones de verduras al día;
  • comer fruta lejos de las comidas, desayunos o meriendas;
  • Siempre inserte la dosis correcta de fibra todos los días, favoreciendo el buen funcionamiento del intestino;
  • Evite los azúcares, prestando atención también a los azúcares agregados presentes en muchas bebidas y productos horneados.

Esquema y menú

El plan dietético que se debe seguir para bajar de peso en una semana implica reducir calorías sin negar los nutrientes fundamentales, evitando someter al cuerpo a un estrés considerable que podría comprometer la salud. A continuación se muestra el menú principal de comidas, con una lista de platos para elegir y alternar durante la semana:

Desayuno: café o té sin azúcar, 2 bizcochos integrales con mermelada o una pequeña porción de granos integrales sin azúcar agregada, o 4 galletas secas;

Almuerzo: dos veces por semana una porción de 60 gramos de pasta integral o arroz sazonado con verduras más un plato de verduras, mientras que en los días restantes puede alternar entre 150 gramos de carne magra o pescado ligeramente cocido, carnes en rodajas finas, queso ricotta o bajo en grasa que siempre acompaña a la comida con una rica porción de verduras y una rebanada de 40 gramos de pan integral o centeno;

Cena: puede alternar entre un segundo plato o una porción de verduras, más verduras crudas o cocidas y una rebanada de 40 gramos de pan integral o centeno;

Bocadillos: a media mañana y a media tarde puede comer una fruta de temporada o un yogur bajo en grasa, agregando un puñado de nueces o almendras.

Entrenamiento

Para perder peso en una semana, es importante asegurarse de que la ingesta calórica consumida sea menor que la que se consume a través de la actividad física. Sin embargo, incluso aquellos que no están acostumbrados a practicar deportes con regularidad, pueden beneficiarse de una caminata enérgica que alterna con ejercicios aeróbicos simples diseñados para tonificar y reafirmar.

Simplemente planee una caminata enérgica al menos tres veces por semana, tomando al menos cuarenta minutos. Incluso solo el hecho de decidir subir las escaleras de su hogar u oficina produce frutos en poco tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.