Cómo perder peso: ¿funcionan los quemadores de grasa?

El encierro a causa de la cuarentena ha generado ansiedad y estrés en muchas personas, lo que muy seguramente ha llevado a comer en exceso y a aumentar de peso.

Pero en estos días las noticias son positivas, han comenzado a flexibilizar las medidas lo que hace pensar que, para el verano, que ya esta cerca, se pueda salir con un poco de tranquilidad. Es por eso que muchas personas en estos días quieren adelgazar de forma rápida.

Muchos están pensando en dietas milagrosas o buscando un producto que los ayude a quemar el exceso de grasa lo más rápido posible.

Las farmacias y herboristerías están llenas de estos productos más comúnmente llamados suplementos que prometen una línea magra sin sacrificio.

Pero lo cierto es que muchos profesionales manifiestan que no hay ningún suplemento que realmente marque la diferencia si no se sigue una dieta y ejercicio adecuados.

Grasas: funciones y metabolismo

Las grasas o lípidos, junto con los carbohidratos, son la principal fuente de energía de nuestro cuerpo. De hecho, cada gramo de grasa proporciona 9 calorías en comparación con las 4 que proporcionan los carbohidratos. A diferencia de estos últimos, además, las reservas de grasas son prácticamente infinitas (cada kg de tejido adiposo tiene un valor calórico de unas 7800 calorías).

Las células de nuestro cuerpo también utilizan las grasas para otras numerosas funciones (para regular el metabolismo celular, para transportar vitaminas solubles en grasa, para el aislamiento térmico y para la síntesis de hormonas).

Incluso si se toman suplementos para quemar grasa, no es posible forzar todos estos mecanismos biológicos hasta el límite. En otras palabras, no hay sustancias que puedan acelerar significativamente el consumo de grasa.

Cómo actúan los quemadores de grasa

La presunta función lipolítica de ciertos suplementos se debe principalmente a la presencia de sustancias con actividad termogénica capaces de acelerar el metabolismo. El aumento del gasto energético del cuerpo quemará indirectamente la grasa favoreciendo la pérdida del exceso de tejido adiposo.

Lo que contienen

Los suplementos para quemar grasas suelen basarse en la cafeína o en sustancias de actividad similar, a menudo mezcladas entre sí (té verde, hierba mate, cola, sinefrina, guaraná). Mediante la administración de estas sustancias se desencadena en el cuerpo una respuesta hormonal mediada por las catecolaminas, que promueve un aumento del metabolismo corporal, la frecuencia cardíaca, la presión sanguínea y el número de actos respiratorios (aumentando así la oxigenación de la sangre).

El efecto de «quema de grasas» de estos productos está bien documentado, siempre que estas sustancias estén presentes en cantidades significativas.

Efectos secundarios

La recomendación siempre va a ser consultar con un profesional para saber si es necesario el uso de estos productos, los suplementos para quemar grasa también pueden causar efectos secundarios bastante importantes como: hipertensión, dolor de cabeza, ansiedad, náuseas, vómitos, taquicardia y convulsiones.

Lo más importante siempre será hacer ejercicio y combinarlo con una adecuada alimentación.