Cómo ponerse en forma después de las vacaciones de Navidad: pequeños consejos a seguir

Después de las grandes celebraciones navideñas, sabes que el problema es cómo deshacerse de unos kilos de más, pero ¿Cómo puedes volver a estar en forma? Aquí hay algunos consejos.

Las tan esperadas fiestas de Navidad han llegado pero aún no han terminado, y se sabe que todas las comidas han logrado que aumentes de peso. Tener una forma física perfecta es importante no sólo por la estética sino también por el bienestar de tu cuerpo.

Siempre debes prestar atención a lo que comes para evitar aumentar el peso corporal. Seguramente si se sigue una dieta sana y equilibrada sin deficiencias ni excesos, sería lo correcto. Pero no te preocupes si te sientes más hinchado de lo normal o has ganado unos cuantos kilos, te ayudamos dándote algunos consejos, esto es lo que haremos.

Cómo volver a estar en forma después de las vacaciones de Navidad

La salud y la forma física son realmente importantes, no sólo es importante prestar atención a los alimentos que se consumen todos los días, especialmente durante la temporada de vacaciones. Hay algunos alimentos que deben consumirse con regularidad para no sufrir carencias, mientras que otros alimentos deben consumirse con poca frecuencia.

Durante las vacaciones de Navidad sabemos que no es fácil renunciar a los grandes atracones, degustaciones, deliciosos postres, qué se puede decir, existe la tentación. Pero después del atracón tienes que lidiar con la balanza, cuando decides pesarte te das cuenta de que la aguja está ligeramente desplazada hacia la derecha, por lo que quieres correr inmediatamente para esconderte. Los almuerzos y las cenas de las fiestas han llevado no sólo a un aumento de las calorías, sino también a unos cuantos kilos más, pero si se siguen unas pequeñas medidas se puede remediar esto inmediatamente.

No es tan difícil, sólo necesitas volver a tu rutina, así que come saludablemente, prestando atención a la elección de los alimentos y a su preparación, haz actividad física regular e hidrátate bien.

Dieta sana y equilibrada:

Debe seguirse siempre, ya que asegura un suministro adecuado de energía y nutrientes, de esta manera se puede prevenir la escasez de alimentos. Recuerda, sin embargo, que es necesario variar, así que nunca te excedas con la misma comida. Cada día no deberían faltar 5 porciones de fruta y verdura de cinco colores diferentes. Un pequeño consejo, elija siempre los de temporada, también es preferible comer verduras crudas, pero no todas pueden comerse de esta manera.

Presta atención a la cocción porque puedes perder los nutrientes, como sucede con la col y el brócoli. También hay que integrar muchas legumbres, una verdadera panacea para nuestra salud, que aportan proteínas vegetales y además no son calóricas. Pregunta a tu nutricionista que seguramente podrá aconsejarte sobre las mejores porciones a tomar. No hay que olvidar el consumo de carne blanca y melocotones magros ricos en hierro, omega 3 y es pobre en ácidos grasos saturados.

Hacer una actividad física regular:

Comer sano y de forma regulada sin saltarse ninguna comida es importante, pero no es suficiente. No hay tal cosa como una comida o bebida milagrosa que te ayude a perder esos kilos de más. Es necesario seguir una dieta sana y equilibrada, realizar actividad física regular y beber agua. No tienes que hacer deporte, incluso una caminata de sólo 30 minutos al día es suficiente para quemar algunas calorías. Tal vez optar por una caminata rápida, también para el mantenimiento de la postura es realmente importante. Recuerda que no sólo tu cuerpo se beneficia, sino también tu estado de ánimo y el estrés.

Hidratación:

Durante el día se deben beber unos 2 litros de agua natural, nuestro cuerpo necesita el grado de hidratación adecuado, no sólo para asegurar la buena salud de los órganos internos, sino también de la piel. No se recomienda en cambio las bebidas gaseosas, ricas en azúcar que pueden ser dañinas para nuestro cuerpo a largo plazo.

Especialmente durante la temporada de vacaciones, la gente suele exagerar con los refrescos y las bebidas alcohólicas. Esto no debe hacerse, es preferible beberlos pero sin exagerar. Después de las vacaciones es importante recordar que hay que beber mucha agua, también para mantener el metabolismo activo y eficiente.

También puedes leer: Proteína en polvo: para qué sirve y cómo tomarla

NO TE LO PIERDAS!

Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Aurana
Invalid email address